Control de lenguaje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2727 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Colegio Camilo Henríquez
Departamento de Lenguaje y Comunicación Profesora: Cristina Vergara

EVALUACIÓN LENGUA CASTELLANA Y COMUNICACIÓN SEGUNDOS MEDIOS A - B

NOMBRE: ____________________________________ FECHA: ……marzo 2009

Puntaje Ideal: ______ Puntaje Real:________ Nota:
INSTRUCCIONES:
• Lee con atención cada una de laspreguntas antes de responder.
• Marca con lápiz pasta la alternativa correspondiente.
• Si terminas antes del tiempo asignado, debes permanecer en silencio en tu puesto.

I. Comprensión Lectora.
Lee el siguiente texto y contesta las preguntas 1 a 8:
“En su morada olímpica, las Moiras (Parcas) hilan y tejen incansablemente. Son tres severas obreras del Destino.
Cloto, “la hilandera”,hila la existencia humana: es ella la que da vida a cada uno de los mortales en el momento preciso. Laquesis, “La suerte”, determina el paso de los hombres por este mundo. Con gesto firme y expresión tranquila, teje el ritmo de las criaturas como si compusiese una canción que animara el cosmos. Una canción hecha de glorias y derrotas, de odio y de amor. Atropos, “La inflexible”, marca la hora dela muerte: el momento definitivo de abandonar el cuerpo y volverse sombra. La hora de descender al Hades, donde las almas pagan sus culpas y gazan sus premios. Las Moiras mandan, los hombres obedecen.
Agamenón, rey de Micenas, fue muerto un día por manos de su propia mujer, Climenestra. Todo estaba marcado: Atropos, cuidadosamente cortó el hilo que Cloto tejía para el poderoso soberano. Eurídicela ninfa amada de Orfeo, el poeta, encontró la muerte en un paseo por los campos: Fue Atropos quien lo decidió. Aquiles no comprendió el extraño impulso que lo compelía a escoger una vida gloriosa, pero sin reposo: era Laquesis quien dirigía sus pasos. Ulises navegó durante veinte años por el mediterráneo, creyendo que no volvería nunca más a Itaca, su patria. Pero en la trama de Laquesis estabaseñalado que volvería.
Con su fría mirada, las Moiras asisten a la farsa efímera de la vida en el escenario de la tierra. No tienen compasión de nadie. Ni de los fuertes, ni de los débiles. Ni de los hombres ni de los dioses.
Victoriosos sobre los gigantes y los Titanes – fuerzas anárquicas – los olímpicos tomaron el poder sobre toda la naturaleza. Dividieron el mundo en tres grandes partes yestablecieron dominios infranqueables. Al tirarse a la suerte, a Poseidón (Neptuno) le tocó el ceniciento mar, Hades (Plutón) recibió el reino de las sombras y Zeus (Júpiter) el alto cielo.
Algo envolvente e impenetrable, dotado de una energía mayor que la de cualquiera materia o espíritu individual, una fuerza infinitamente superior a los hombres y a los dioses, una voluntad suprema yomnipotente obligada a Hades, Poseidón y Zeus a aceptar las tres porciones de mundo que serían sus limitadas áreas de acción. Ese poder es el Destino, fuerza ordenadora, que regula la vida (divina, humana, animal, vegetal y mineral) en su conjunto, y que está por encima de todo.
Los griegos tenían varias divinidades que la personificaban. La más antigua era la Moira. Era una figura femenina, sincaracterización física, inicialmente es ella la que determina la suerte – buena, mala, alternada – de la vida de cada uno, desde el nacimiento hasta la muerte. La palabra moira significa parte, porción, parcela en que se divide todo, fracción que le toca a cada uno (hombre o dios) en el reparto de la suerte o del mundo. La idea de algo repartido sin intervención alguna de los que recibiesen las partes,inicialmente no se confundía con el agente de la división. Había un elemento misterioso, no personificado, que se responsabilizaba de la distribución de las Moiras.
Más tarde esa fuerza impersonal y sobrenatural se confundió con aquello que ella dividía. El término Moira se empleó para designar tanto la parte como la división que habría fraccionado el todo y distribuido las suertes.

El Homero...
tracking img