Cristo nuestro redentor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1778 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Conociendo a Cristo

El apóstol Pablo expresa perfectamente el deseo más fervoroso de cada seguidor verdadero de Cristo: “A fin de conocerle” (Fil. 3:10).
“Conocer a Cristo,” en el sentido Paulino no es el tipo de relación mística que muchas personas imaginan. Pablo no estaba deseoso de algún conocimiento secreto de Cristo más allá de lo que se trasluce en la Escritura. De hecho, elconocimiento de Cristo que Pablo buscó fue cualquier cosa menos místico. Lo que él deseaba conocer era el poder de la resurrección de Cristo, la comunión de Sus sufrimientos, y la conformidad a Su muerte.
Erramos grandemente si pensamos de la intimidad con Cristo como algún nivel noble de comunión misteriosa y basada en sentimientos con la Divinidad –como si implicase algún conocimiento de Dios que va másallá de lo que la Escritura ha revelado. Esa idea es el mismo corazón de la herejía gnóstica. No tiene nada en común con el cristianismo verdadero.
¿Qué queremos decir, entonces, cuándo hablamos de intimidad con Cristo? ¿Cómo podemos buscar el conocer a Cristo en la forma en que Pablo tenía en mente en Filipenses 3:10? Filipenses 3:10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y laparticipación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,
La Escritura sugiere al menos cinco aspectos de una intimidad verdadera con Cristo:
La Intimidad de la Fe
Note que el comentario de Pablo indica acerca del conocer a Cristo en Filipenses 3:10. Él ya había pasado varios versículos describiendo su vida antes de Jesucristo (4-6).
Flp 3:4-6 Aunque yo tengo también dequé confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más: (5) circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; (6) en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.
Él se refirió a todas las ventajas espirituales que a él disfrutó Judíofarisaico. Pero luego da fe de que él había descartado todas esas ventajas espirituales por la causa de Cristo:
“Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar aCristo” (vv. 7-8).
Flp 3:7-8 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. (8) Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,
Como fariseo, Pablo había tratado de ganar el favor de Dios por la obediencia ala ley. Pero él se dio cuenta que la ley establece un estándar que él nunca podría lograr cumplir. Y así es como él desechó todas sus obras de rectitud como si fuesen trapos de inmundicia (cf. Isa. 64:6).
Isa 64:6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.Esto no quiere decir que él dejó de hacer buenas obras, por supuesto, sino que él dejó de confiar en esas obras para su salvación. En lugar de eso, él puso toda su fe en Cristo –y estaba vestido en la rectitud perfecta de Cristo en lugar de sus obras imperfectas.
Ésta es la doctrina conocida como la justificación por la fe. La Escritura enseña que nuestros pecados fueron imputados a Cristo, y élpagó la pena total por ellos en Su muerte. Ahora la propia justicia de Cristo es imputada a nosotros, y recibimos el mérito completo de ella. Sin esta realidad no podríamos disfrutar ninguna relación con un Dios santo
Además, la justificación por la fe –puesto a que significa que estamos vestidos en la propia justicia de Cristo -determina la relación más íntima imaginable entre el creyente y...
tracking img