Cuba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 62 (15371 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Constitución de Cuba

1976 con reformas de 1992

Nuestras reformas ratifican el rumbo de nuestra revolución democrática y socialista Y pongamos alrededor de la estrella, en la bandera nueva, esta formula del amor triunfante: «Con todos, y para el bien de todos»
José Martí, Liceo de Tampa, 26 de noviembre de 1891

Con las modificaciones introducidas por la Ley de Reforma Constitucional,aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular y publicada en la Gaceta Oficial de la República, ha comenzado a regir el nuevo texto constitucional que representa la norma jurídica suprema y más importante de la sociedad. Granma publica hoy la Constitución de la República, tal cual quedó como texto único y oficial, luego de incorporarle las modificaciones acordadas, unánimemente, por nuestrosdiputados. Con ello pretendemos contribuir al conocimiento y estudio por todo nuestro pueblo, de la Ley Fundamental que, como fuente superior de Derecho, establece los Fundamentos políticos, sociales y económicos del Estado, los Derechos, deberes y garantías de los ciudadanos y las formas de creación, funciones y facultades de los órganos del poder y de la administración estatal tanto nacional comolocal. Llegamos a este instante luego de un largo período de trabajo, análisis y consultas, que tuvo su origen en el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, su punto máximo en el debate popular alrededor de los documentos del IV Congreso del Partido, y su momento culminante en las recientes sesiones de la Asamblea Nacional. Cada uno de los pasos dados, de las etapastranscurridas, constituyó fehaciente muestra de la libertad de expresión, de la pluralidad de ideas que reina en nuestro país de Partido único como fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, pues a pesar de toda la fuerte campaña de propaganda calumniosa antes, durante y después de la jornada parlamentaria (y que, de seguro, continuará), es incuestionable la amplitud de criterios vertidos,considerados e incluidos en el resultado final de las reformas constitucionales. Baste al respecto señalar como último episodio el de los propios debates en la Asamblea Nacional que, aún cuando los documentos presentados fueron discutidos en sendas reuniones del Buró Político y del Pleno del Comité Central del Partido, tanto las propuestas surgidas de esos órganos de dirección partidista como lascontenidas en el proyecto de reformas, motivaron casi 300 intervenciones de diputados y se adoptaron no pocas modificaciones e inclusiones nuevas. Ahora bien, y nadie puede llamarse a engaño, los debates y como resultado de ellos las modificaciones incorporadas, no implican retrocesos en nuestros principios, ni asomo de vueltas al pasado, ni debilidad en nuestro ideario martiano y marxista-leninista. Elsaldo final consolida nuestros criterios de perfeccionamiento de la sociedad
1

Cuba

que construimos adecuándolos a la realidad el mundo en que vivimos, reafirma conceptos y aspiraciones, enmarca -desde su propio primer artículo- los preceptos inalterables de como concebimos nuestro Estado: «Cuba es un Estado socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y parael bien de todos como república unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar colectivo e individual y la solidaridad humana». Tampoco debemos equivocarnos nosotros imaginando siquiera que las reformas constitucionales que acabamos de adoptar producirán la más mínima reacción favorable en los círculos de poder o en la prensa anticuabais, quenos someten falazmente a bloqueos, injurias y críticas, o a los que los secundan en uno otro sentido, o a los que no cesan de aconsejarnos «aperturas» y «concesiones»... porque estos cambios -y parece que nunca acabaran de entenderlo- no son para satisfacer reclamos o presiones externas, ni mucho menos las contadas internas de algunos elementos trasnochados que olvidando hasta a Martí, quien llamo...
tracking img