Cuentito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (462 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Apagar la luz, cerrar la puerta, fue lo que más me dolió.
A mi mente se venían muchos pensamientos, dejar mi casa en la que toda mi existencia había vivido, mi cama, mi habitación, me aferraba a undibujo que había realizado en una pared con mi hermana y una amiga, ¡no me quiero ir!, mi corazón parecía que se me iba a salir del pecho, con latidos muy fuertes y acelerados.
En ese momento lacabeza me dolía, mis ojos inundados, no podía dejar de llorar, mis lágrimas se confundían con el inmenso dolor que sentía.
Antes de cerrar la puerta mire a mi perro que estaba sentado sobre uno de losmuebles, no era necesario que me hablara para entender lo que el sentía, con él había pasado momentos vergonzosos cuando salía detrás de las perras de los vecinos. Pero por un momento, sus ojos secerraron y broto una lagrima, que recorrió su cara hasta el piso negro, el tiempo por un instante se detuvo, él sabía lo que sucedía.
Esta era la segunda vez que lo vi llorar, la primera fue cuando mipadrastro murió, ya estando junto al cajón abierto, el perro lo vio y aullaba, en el momento que a mi padrastro lo dejaban en el hueco-su nuevo hogar, el perro se quería botar, el collar se iba areventar, tuvimos que sacarlo del barrio de los acotados.
Me sentía peor al pensar que iba a pasar con él, chao nunca te olvidare, fueron mis palabras para él.
En silencio todo quedo dentro del queahora no era mi hogar, afuera, un barrio solo con mucho viento que agitaba fuertemente las hojas de los árboles y los papeles que volaban y rodaban por la inclinada calle.
Mire a mi abuela, a mi tía,que estaba sentadas en el andén de la casa, y pensaba en lo que iba a pasar en el futuro-que era turbio, tal vez nunca más las iba a volver a ver, miraba la fachada de mi casa que a mi manera era lamás bonita, sentía que mi felicidad se consumía.
En la parte superior del barrio se encontraban dos taxistas que habían sido compadres de vicio de mi padrastro, aguardaban mientras dejábamos todo en...
tracking img