Cuentos y mas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4281 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El papagayo mágico de Jacinto Perez
Un sol radiante iluminaba el parque aquella mañana del día domingo, entre el grupo de visitantes destacaba la figura de Jacinto, el vendedor de cometas o papagallos como también se les conocian, quien a pleno pulmón ofrecia sus llamativos artículos. No lejos de allí, un niño lloraba mientras su angustiada madre trataba de calmarlo, en ese momento Jacinto seacercó al pequeño y le preguntó: ¿Hola amiguito por qué lloras?. Carmen la madre del niño se queda mirando al hombre y responde: ¡Disculpe señor, mi hijo Carlitos esta llorando porque quiere comerse un helado y yo no tengo dinero para comprarlo!. Esbosando una sonrrisa Jacinto se llevó la mano al bolsillo y exclamó: ¡No se preocupe señora, si ese era el problema ya esta resuelto, mire tenga vamos acomprarle un helado al niño!. Dirigiendose a la cantina del parque, Jacinto le compró un helado de chocolate a Carlitos, quien muy contento y alegre se sentó en la grama a comerse su delicioso helado ante la mirada atenta de su madre. Transcurridos unos minutos Jacinto se acercó al niño y le preguntó:¿Oye pequeño, te gusto el helado, estas contento?.Carlitos se sonrrió y con cara de inocenciacontinuó comiendose su helado.Antes de retirarse del lugar Jacinto le obsequió un hermoso papagallo la niño, el cual sin perder tiempo se levantó de la grama y comenzó a volar la vistosa cometa, lentamente esta se fue elevando, cada vez más, hasta perderse entre las nubes, en esos momentos una fuerte rafaga de viento rompió el delgado hilo y el papagallo se perdió en el horizonte.Paralelamente en otrolugar de la ciudad, un niño esta sentado en una silla de ruedas, su padre lo ha llevado hasta el jardin de la casa, para que tome un poco del sol de la mañana, su nombre es Pedrito Navarro, quien ha quedado paralitico, después de haber sufrido un lamentable accidente, se le nota triste y solitario, estaba observando las flores del jardin, cuando vio llegar hasta el lugar un hermoso papagallo, sinperder tiempo lo tomó entre sus manos y a gritos llamó a su padre: ¡Papá, papá, mira lo que encontre!. Felipe Navarro, el padre de Pedrito se acercó inmediatamente a su hijo y le dijo: ¡Que suerte has tenido hijo, ese es un lindo papagallo, ven te enseñaré a volarlo!. Agarrando fuertemente la silla de ruedas, Felipe llevóa su hijo hacia un extremo del jardin para elevar el papagallo, como porarte de magia inmediatamente la cometa empezó a elevarse hacia el cielo, los ojos de Pedrito brillaban de alegría, olvidando por unos momentos su triste realidad, por tres horas sus manos sostuvieron el hilo mientras el papagallo continuaba tomando altura, pero de pronto un fuerte viento rompió el hilo y el papagallo se perdió en el horizonte.Lejos de allí una niña como de ocho años de edad,acompañaba a su hermano, quien vendia caramelos a las personas que en sus vehiculos transitaban a esa hora por la congestionada avenida de la ciudad, un sol inclemente casi le quemaba los cabellos, la pequeña Ana Gabriela sentia mucha sed, pero la necesidad de ganar algun dinero, la obligaba a tener que acompañar a su hermano a vender algunas golosinas y llevar dinero a su humilde hogar. De pronto los ojosde la niña se abrieron desmesuradamente, habia visto un hermoso papagallo revoletear sin rumbo fijo por encima de los vehiculos, sin perder tiempo, la pequeña corrió hacia el lugar y abriendose paso por entre la fila de carros, logró por fin atrapar el hilo de la cometa, muy contenta se acercó a su hermano y se lo mostró, alegres y sonrrientes dejaron por unos momentos la agitada venta decaramelos y apartandose de los carros comenzarón a elevar el papagallo, lentamente observaron como fue tomando altura, una gran alegria les embargó el rostro, mientras sus manos sostenian el delgado hilo, la cometa casi se perdia entre las nubes.Inesperadamente una fuerte rafaga de viento los estremeció y el hilo se rompió, con tristeza vieron como aquella cometa que les habia brindado unos momentos...
tracking img