Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (928 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Carrera de Gaviotas
Era el principio de las vacaciones de las dos hermanitas, la de mayor, de seis, miraba por la ventana del coche mientras iban al aeropuerto, se fijó en un montón de gaviotasque estaban volando entre el cielo muy azul y la montaña muy verde.
Curiosamente las gaviotas volaron todas juntas hasta el aeropuerto, ellas no necesitaron mostrar su equipaje ni líos por el estilo,viajaban tranquilamente con lo puesto, ¡Qué fácil es viajar así!
Al subir a su avión la niña mayor miró al cielo y al verlas volando, las saludó con la manito.
Cuando iban llegando al punto dedestino, las vio volar rápido-rápido bastante más abajo que ella, sonriente pensó que ella llegaría primero, claro que no valía competir en avión contra las gaviotas... Un avión era como mil gaviotasjuntas, bueno quizás sería como un millón.
El taxi que las llevaba a casa en la montaña iba por las curvas bordeando el mar, lleno de pestañas blancas.
¡Allí está Pitay!, exclamó feliz, ¡Ha ganado lacarrera a las demás!
Una gran sonrisa vistió la carita dulce de la niña mayor, sus ojos soñadores seguían los círculos que las gaviotas hacían en el cielo.
Se están preparando para hacer otra carrera aBarcelona y vuelan en círculos porque todas quieren ser primeras ...
... pensó en voz alta la niña. Pitay voló delante de los ojos de ella, tan cerquita que gritó:
¡Cuidado con Pitay!
El conductordel taxi miró por el retrovisor hacia atrás y encogiéndose de hombros siguió la zigzagueante carretera
Si me pudiera seguir hasta casa, pensó.
Pitay volaba muy distraídamente para aquí y para allá,cuando llegaron a la casa un grupo de gaviotas se paró a descansar en uno de los árboles de entrada. Se oía las risas de las gaviotas, finalmente y después de todo le habían ganado, la niña subía lacuesta riéndose junto a las gaviotas, porque ella estaba feliz que su preciosa amiga había llegado, con todas sus plumas, con su sonrisa a cuestas y su risa lista.
Como el atardecer no se hizo...
tracking img