Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10397 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
 

LA REVUELTA

 Santiago Serrano

 santiagotexto@grupoteatro.com.ar 

Malva: anciana, madre de Él y de Martín

Sara: joven sirvienta

Judith: esposa de Él

Antonia: vecina, amiga de Malva

Martín: hermano de Él

 

Obra estrenada en Buenos Aires, en 1984, en el Teatro El Vitral.-  Se mantuvo en cartel durante dos años, siendo repuesta en 1987 con una gira por el interior dela República Argentina. En l992 se estrena en Montevideo - Rep. Oriental del Uruguay, por el  elenco de la Comedia Nacional Uruguaya.

  

La obra se desarrolla en un ámbito rural, atemporal. Vestuario y escenografía quedan librados al criterio del director. Los modismos utilizados pueden ser reemplazados por otros, según donde se quiera ubicar la acción

Casa de Malva. Esta se encuentrasentada en un sillón, casi en el centro del escenario, y permanecerá allí durante toda la obra. Es una mujer de pelo gris y desgreñado, podría tener mil años. Sus piernas deben permanecer inmóviles, pero sus manos tendrán total movilidad. Tiene una servilleta al cuello y a su lado, Sara con una cuchara y un plato, le da de comer.

 

ACTO I

 

MALVA: (Da un pequeño quejido.) La pierna... lapierna derecha... Vamos friccioname la pierna... pronto, hija, pronto... Siento como cosquillas...

 

SARA: Ya, doña Malva (Obedece)

 

MALVA: Ah... así... así... Ojalá no llegues a vieja... Uno llega a sentir asco de uno mismo. ¡Los gusanos empiezan a relamerse en nuestra carne y a pesar de todo queremos vivir (SARA, ACOSTUMBRADA A SUS QUEJIDOS, SE DISTRAE Y JUEGA CON LA CUCHARA EN LACOMIDA) Vamos... no te duermas! ¡Dame vos de comer! ¡Así no, tonta, despacio! (LE DA UN MANOTÓN Y LA COMIDA CAE.) ¡Me manchaste... me manchaste la mano...!¡Limpiame! Tener que soportar que cualquiera nos ponga la comida en la boca, como si alimentara un pavo... (CON HUMOR) Eso soy yo... un pavo viejo y gordo (CARCAJADA) Creo que lo último que perderé será la risa... Me arrastrarán a la tumba y no tesorprendas si me largo una buena carcajada al sentir la tierra fría y húmeda. Sabés, Sara, no tengo miedo a la muerte, no requiere lucha ni valor... Esta agonía me hace más fuerte que cien de ellos. Quiero más comida. Cuidado con la cuchara. Despacio. Muy bien. Así. Estarán deseando que reviente. Para ellos sería la mejor manera de acallarlo todo. Creen que mi tumba será la de mi hijo; que conunas cuantas paladas van a cubrir dos cuerpos. ¡Cerdos de mierda, se equivocan! No será tan sencillo. ¡Viviré cien años, mil! Seré inmortal para recordarles que algún día deberán enfrentar su ausencia. Mi baboso... mi bestia... mi criatura... Aún recuerdo el olor de la mierda. ¡Ah! ¡La mierda de sus pañales! (SE COLOCA LAS MANOS SOBRE EL VIENTRE) Parece mentira que este cuerpo haya parido alguna vezun hijo; que esta tierra fuera fértil y voluptuosa para el amor. Raíz seca. Soy un árbol que se seca, al que le arrancaron su mejor fruto, el más sabroso. ¡Hijos de puta! ¡Hijos de puta! (ESCUPE) Más, quiero más comida. Pronto, tengo que estar fuerte para esperar su regreso. Vamos, otra cucharada, llena... (SARA EJECUTA) Otra. (SARA EJECUTA). Otra... (SARA EJECUTA), otra...

MALVA: (A SU HIJOQUE ACABA DE ENTRAR.) ¿Venís de allá?

 

MARTÍN: Sí, de la casa grande.

 

MALVA: ¿Cómo te trataron hoy?

 

MARTÍN: Como siempre, bien.

 

MALVA: Ellos saben tratar a sus sirvientes.

 

MARTÍN: (IRRITADO) Yo no soy un sirviente.

 

MALVA: No te ofendas. ¿Sirviente o empleado, que más da?

 

MARTÍN: Ya le dije que trabajo con la contabilidad.

 

MALVA: ¡Miralovos al señorito, Sara! Cuenta detenidamente lo que esos buitres roban. Ese no es trabajo de macho. ¿Por que no ponen a una de las tantas putas que tienen en el burdel?

 

MARTÍN: ¡¿No se va a cansar de ofenderme?!

 

MALVA: Yo no te ofendo, digo lo que pienso. No sé como no sentís vergüenza.

 

MARTÍN: ¡Vergüenza de qué! ¿De trabajar?

 

MALVA: ¡No parecés hijo mío!

 ...
tracking img