Daños a terceros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2935 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
+ Daños a terceros.

- Es lindo este lugar – le sonreí a mi novio David, quién se acababa de sentar frente a mi.
- Lo sé – dijo mientras tomaba mi mano derecha por encima de la mesa – te mereces lo mejor este día – finalizó e hizo señas al mozo.
- Buenas noches – el mozo hizo su entrada – ¿Qué es lo que se servirán? – sonrió.
- Quiero la ensalada cesar con un jugo de naranja, natural – lesonreí y entregue el menú.
- Yo quiero un filete a la plancha con una copa de vino – imitó mi actuar y el mozo desapareció.
- No tenemos nada que celebrar hoy – comenté luego de que el chico que tomaba nuestra orden se marchó.
- Eso es lo que crees – vaciló y yo lo miré expectante – no te diré aún, Mia.
- ¿Cuándo me dirás? – cuestioné
- No lo sé – sonrió triunfante.

Luego de nuestraconversación de cosas triviales, el mozo llego con nuestra cena.

- Y… ¿Me dirás que celebramos? – aventuré.
- ¿Esa no es Marie? – musitó con su vista fija en un punto “x” del lugar.
- No lo es – dije luego de girarme para ver a la chica – Te confundiste – me volví a mi posición inicial para encontrarme a mi novio apoyado en la mesa con una pequeña cajita en su mano derecha.
- Bueno…- balbuceó, senotaba nervioso – sabes que llevamos bastante tiempo juntos y me preguntaba si tú te casarías conmigo – abrió la cajita dejando ver un hermoso anillo con un diamante - ¿Qué dices? – aventuró.

Realmente no amaba a David, pero ese imbécil miedo a verme en unos años más sola me impedía terminar nuestra relación, no lo niego el chico tiene sus atributos es alto, moreno, ojos color café, un cuerpoespectacular… era el delirio de la mayoría de las chicas, pero no el mío… sí, luego de tres años de relación le había tomado mucho cariño, pero no lo amaba, no me temblaban las piernas con una de sus sonrisas, no me sonrojaba cuando nuestras miradas se encontraban, no se me erizaba la piel con su tacto, simplemente lo que sentía por él era amor de amigos, pero el miedo era más fuerte.

- ¡Claroque sí! – exclamé cuando baje de mi nube y me encontré sentada frente a él.
- ¿Sí? ¡Sí! – No lo podía creer, se notaba en shock – Te amo – musitó cuando se puso de pie y tomar mis manos para imitar su actuar.
- También yo – sí, soy sínica, lo sé, pero eso era lo que él esperaba.
- ¡Nos casaremos! – Exclamó y todas las miradas en el restaurante se posaron en nosotros.

- ¿¡¿¡¿QUÉ?!?!? – chillóMegan, mi mejor amiga.
- Lo que has escuchado, Meg – dije tranquila.
- ¡Pero no lo amas, Mia! – exclamó.
- ¡Lo sé mejor que cualquier persona, Megan! Pero le tengo cariño, es una gran persona, me encantaría tener una familia con él, sería un gran padre – sonreí levemente.
- La clave de un matrimonio es el amor, cosa que tú no sientes por él – trato de calmarse.
- No exageres – pedí – Sabemosque es una gran persona, me ama y quizás no lo ame ahora, pero… – me interrumpió.
- No me vengas con el cuento de que lo amarás en un tiempo, porque has tenido tres años para hacerlo y no lo logras – dijo un poco más calmada.
- Sabes que mi miedo a terminar sola es más fuerte, Meg – susurré.

Luego de aquella conversación con Meg no le quedo otra alternativa más que apoyarme, sabia que no daríavuelta atrás.

- Mia, mañana tenemos un almuerzo – me informo David, mientras entraba a mi habitación comiendo una manzana.
- ¿Con quienes? – cuestioné tranquila.
- Con mi familia, el matrimonio es dentro de un mes y quieren conocerte – dio una mordida a su manzana mientras se acomodaba en mi cama.
- Cariño, ya conozco a tu familia – sonreí al recordar el fin de semana que había pasado conla familia de mi prometido.
- No me refería sólo a ellos, Mia – sonrió.
- ¿Entonces a quienes? – pregunté mirando debajo de mi cama.
- A mis tíos, primos y demás personas – bufó y yo sonreí triunfal, había encontrado mi celular.
- ¿Tus tíos? – me senté a su lado.
- Sí, son simpáticos, no te preocupes, no te comerán viva ni nada – carcajeó – ahora, me iré a casa, tengo que descansar – se puso...
tracking img