Daniel libro del fin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (734 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DANIELPARAENTENDER (1/2)
La contundente demostración de la santidad de Yahoshúa, queda demostrada por el hecho que los historiadores tuvieron que reconocer, contra su pesar en la mayoría de loscasos: él venció la “muerte” (1ª CORINTIOS 15, verso 55), “resucitando… de los muertos” (HCH 13:33 y 34); ¡por eso dividieron la historia en dos tramos! ¿lo ve?.
Este hecho portentoso, por decir lomenos, habla a gritos de la idoneidad de “Cristo”: ¡si en él hubiera habido “pecado” o mentira “en su boca” (1 PED 2:21 y 22), no habría resucitado!. ¡Luego, creámosle!.
Cuando él levanta la“antorcha” “profética”, no es para ponernos “en lugar oscuro” (2 PED 1:19), sino para alumbrarnos el camino, ungiendo nuestros “ojos con colirio, para que” veamos (APC 3:18). No se puede pues pensar, que consus instrucciones busque ponernos en “confusión” (1 COR 14:33), antes bien, en “claridad” (JOB 37:22).
¿Qué es “lo que está escrito en el libro de la verdad”? (DANIEL 10, verso 21), léalo condetenimiento y analice: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominacióndesoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes” (MAT 24: 14 al 16). Extraigamos de aquí algunas cosas útiles.
1). No se puedepredicar el “evangelio del reino” sin tener que también hablar del “fin”, relea el párrafo y comprúebelo. Yahoshúa, recordemos, está respondiendo la pregunta que le hicieron: “¿…y qué señal habrá de tuvenida, y del fin del siglo?”; y él, con coherencia y pertinencia, se refiere pues, a “el fin” (MAT 24:3, 6, 13 y 14), en su respuesta; pero si la persona se tapa los “ojos” con los talones de ambasmanos, ¿cómo va el “colirio” de Yhawhé (APC 3:18), a tocarle y mojarle su esclerótica y a despejarle sus pupilas?.
2). No se puede predicar el “evangelio del reino” sin tener que también hablar...
tracking img