De tragones y conineros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1335 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
De tragones y cocineros

De Bárbara Viterbo

Tragicomedia para niños que cuenta la historia de unos diablillos traviesos que se vuelven buenosPara Amadeo

Personajes:
El Ángel Gabriel
Gila
Bato
Menga
Bartolo
Diablillo
Diablilla

La escena representa el campamento de los pastores en alguna zona del bosque. Ellos duermen. Solo se escucha el murmullo de los grillos, el río que corre o algún búho que canta. Irrumpe el Ángel Gabriel que trae en la mano un mapa mira al cielo, parece preguntarle a Dios si a donde hallegado es el lugar correcto. Una vez que la respuesta que recibe es positiva, guarda el mapa y se aclara la voz.

Ángel: Ejem, ejem…
Bato: (A Gila, que se encuentra al lado). Deja de roncar tan feo que no dejas dormir.
Gila: Yo no estoy roncando.
Bato: ¿A no? Entonces pégale a tu compadre, que parece locomotora descompuesta.
Gila: Si él no ronca.
El Ángel se aclara la voz de nuevo y el ruidoserá más fuerte que el anterior.
Bato: ¿No y eso qué es?
Gila: (Asustada descubriendo al Ángel). Ira tú… ¡Ay nanita!
Bato: ¡Y ora!
Los otros dos pastores se despiertan.
Gila: ¿Quién es usté?
El Ángel: No sé asusten, buenos pastores. Me ha enviado el Señor a darles la buena nueva.
Bartolo: Bueno, muy bien, te caes con ella y luego te vas a pa`que nos dejes dormir.
El Ángel: Queridospastores, ¡Pronto, muy pronto llegará el niño precioso, portador del bien y de la felicidad! Deberán ir a buscarlo a Belén.
Bartolo: ¿Esa es la buena nueva?
Menga: ¡Ay, pues qué flojera! Belén está rete lejos.
Gila: No tanto.
Bato: Bueno y ese niño ¿qué?
Ángel: Ese niño será la salvación a todos sus males y sin sabores, a todas sus envidias y rencores.
Menga: ¿De verás?
Ángel: ¡Ajá!
Gila: Yaves Menga, vale la pena.
Menga: Pos sí verdá.
Bato: Vamos. ¿Qué debemos hacer angelito?
Ángel: Seguir a la estrella que está en el cielo.
Bartolo: ¿Eso es todo? ¡Qué fácil!
Ángel: Pero deberán tener cuidado pues el diablo los va a querer engañar.
Menga: ¿De verás?
Ángel: Sí.
Bartolo: ¡Uy qué miedo! Yo así mejor no voy.
Ángel: No se preocupen, yo los iré cuidando.
Gila: Siendo así.Bato: En marcha.
Gila: Sí, vamos a conocer al lindo niño de Belén.
Los pastores salen. Por el extremo opuesto entran los diablillos. Ambos usan mandil y sombrero de cocineros.

Diablilla: ¡Uff, qué cansada estoy!
Diablillo: ¡Ay! ¡Yo también! Vamos a sentarnos.
Diablilla: No, debemos buscar a los pastores.
Diablillo: No entiendo por qué no vino nuestro padre el Diablo Mayor.
Diablilla: Ynosotros que teníamos que preparar la cena de Navidad, dormirnos y esperar a Santa Claus.
Diablillo: (Asustado). ¡Cállate! Si el Diablote nos oye, nos va a castigar la tele y ya no nos van a dejar ver las luchas.
Diablilla: ¡Uy ¡ Tienes razón. Ni Patito. ¡Qué feo!
A lo lejos se acercan los pastores.
Diablilla: ¡Mira! ¡Se acercan unos pastores!
Diablillo: ¡Vamos a escondernos!
Los Diablillos seesconden, los pastores entran.
Gila: Bato, ¿has visto la estrella de la que nos habló el Ángel?
Bato: No. ¿Y tú Bartolo?
Bartolo: No.
Menga: Tengo hambre.
Bato: Yo también.
Gila: Descansemos aquí un momento.
Diablillo: (Desde su escondite). ¿Escuchaste Diablilla?
Diablilla: Están casados y tienen hambre.
Diablillo: Debemos entrar en acción y darles de comer.
Diablilla: Y asíenfermarlos y que no lleguen a Belén.
Diablillo: Donde al niño no puedan conocer.
Los Diablillos salen de su escondite, traen ahora dulces, chocolates, golosinas que han sacado de sus sombreros y mandiles. Ambos gritarán pregonando.

Diablilla: ¡Pastores, pastores! ¡Traigo dulces, chicles, chocolates…!
Diablillo: ¡Muéganos, paletas, cacahates!
Menga: ¡Umm, qué rico!
Diablilla: ¡Aprovechen, solo por...
tracking img