Del dinero y la inflacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1399 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 13 de agosto de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
DEL DINERO
Muy frecuentemente tendemos a hablar como si la característica que define la pobreza fuese la falta de poder adquisitivo. De esta forma, no sólo pensamos que los pobres siempre carecen de dicho poder sino también consideramos pobres a las personas que no lo tienen. Es decir, frecuentemente pensamos que la falta de dinero y la pobreza son una misma cosa.
Un examen más detenido delproblema, sin embargo, sugiere que la falta de poder adquisitivo y la pobreza no son exactamente la misma cosa, y que en realidad las privaciones económicas son una manifestación de la pobreza, no su característica esencial. Una comparación entre la Europa de fines de 1945 y cualquier país subdesarrollado es muy útil para apreciar la diferencia. Las privaciones que sufrieron los países europeos queestuvieron involucrados de una manera u otra en el conflicto, y más aun las que sufrieron los países vencidos, fueron terribles. Tomemos el caso de Alemania en el invierno de 1945-1946. La población vivía entre los escombros de ciudades demolidas por bombardeos aéreos y batallas terrestres; tenían una carencia total de servicios básicos, incluyendo calefacción, de tal manera que debían buscarpedazos de madera para calentarse en las gélidas temperaturas; conseguir comida en lugares en los que los sistemas de distribución de bienes básicos habían colapsado era un problema de cada día; a falta de dinero, la gente usaba cigarrillos para realizar transacciones; las escuelas no funcionaban; los hospitales carecían de medicinas y estaban terriblemente congestionados; las operaciones de una granparte de las empresas estaban trastornadas de tal forma que una gran parte de la población no podía hallar trabajo…En resumen, en esos meses y en los primeros años después de la guerra, la población alemana sufrió privaciones comparables a, si no peores que, las que sufren algunos de los países más pobres del mundo.
Sin embargo, a pesar de todas las privaciones que su población estaba pasando,es claro que ni Alemania ni sus ciudadanos eran pobres en el sentido de la palabra que podemos aplicar a los pobladores de los países del tercer mundo. No lo eran porque tenían los tres capitales que son la fuente de toda riqueza: el capital de autoestima encarnado en el respeto a sí mismos y la fe en sus propias capacidades; el capital humano (los conocimientos y habilidades incorporados en losciudadanos) y el capital social (la habilidad de organizarse voluntariamente para lograr un objetivo común). El primero de estos capitales les dio la motivación para levantarse; los otros dos les permitieron hacerlo.
Para los alemanes de la segunda parte de los años cuarenta, como para prácticamente todos los europeos de esa época, las privaciones económicas fueron un problema agudo perotemporal—y lo fueron así no porque hubiera algo escrito en su destino sino porque ellos decidieron que en vez de lamentarse tenían que levantarse, tuvieron fe en que lo podían hacer, y, en vez de gastar tiempo y esfuerzos en pleitos intestinos, se organizaron para hacerlo. Al fin y al cabo, como hemos discutido ya varias veces, una sociedad desarrollada se distingue de una subdesarrollada precisamente en esacapacidad de organizarse en libertad para el logro de un bien común.
La mayor parte de los europeos que vivieron las privaciones de los años cuarenta vivieron luego la bonanza de los sesenta y décadas posteriores. Aunque habían tenido privaciones, no habían sido nunca pobres. Ellos no esperaron a que sus gobiernos los levantaran; ellos levantaron a Europa. Esta es una lección que debemosnosotros aprender cuando consideramos cómo combatir nuestra pobreza. La pobreza la definen las carencias que los europeos no tenían: la desesperanza; la inhabilidad y la falta de deseo de salir adelante por los propios medios; la falta de la autoestima necesaria para creer que es posible salir de la pobreza; la falta de capital humano en educación, sanidad y salud; la incapacidad de cooperar con...
tracking img