Derecho constitucional mexicano felipe tena ramires editorial porrúa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 93 (23157 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD SIERRA MADRE

DERECHO CONSTITUCIONAL MEXICANO
FELIPE TENA RAMIREZ
EDITORIAL PORRUA

CAPÍTULO 1
EL PODER CONSTITUYENTE
1. Conocemos por asediar el concepto de Constitución que la nuestra acoge. Para ello hemos de tener en cuenta, previamente, el concepto de soberanía pero en su elucidación y manejo debemos de ser cautos.
Ciertamente el concepto de la soberanía ha sido, desdeel siglo xv hasta nuestros días, uno de los temas más debatidos del derecho público “El Estado es un recto gobierno, de varias agrupaciones y de lo que les es común, con potestad soberana (summa potestas).”
“El estado –asienta Laski- se encarna, entonces en el príncipe. Todo cuanto quiere es justo por que expresa su voluntad. El derecho no significa nada, como en la Edad Media, un aspectoparticular de la justicia universal; el derecho es la emanación de un centro único de autoridad en el orden político.”
La soberanía significa “la negación de toda la subordinación o limitación del Estado por cualquier otro poder” concepto negativo que se traduce en la noción positiva de “una potestad pública que se ejerce autoritariamente por el Estado sobre los todos individuos que forman parte delgrupo nacional”.
La soberanía interior es, por lo tanto, un superlativo, mientras que la soberanía exterior es un comparativo de igualdad “Ninguna potestad superior a la suya en el exterior, ninguna potestad igual a la suya en el interior”; he allí, en otros términos expresadas, las características de los aspectos de la soberanía.
Dice Esmein: “El Estado, sujeto y titular de la soberanía, por no sersino una persona moral, una ficción jurídica; es preciso que la soberanía sea ejercida en su nombre por personas físicas, una o varias, que quieran y obren por él. Es natural y necesario que la soberanía, al lado de su titular perpetuo y ficticio, tenga otro titular actual y activo, en quien residirá necesariamente el libre ejercicio de esta soberanía.”
“Al decir que el poder soberano no tienelímites, se quiere indicar con ello que ningún otro poder puede impedir jurídicamente el modificar su propio orden jurídico.”
Así lo entendió Laski: “La soberanía aparece condicionada constantemente en su aspecto histórico, por las circunstancias de cada edad. Pero al definir la soberanía se dice que es limitada e irresponsable en cuyo caso la lógica de esta hipótesis se
1
Convierta así,directamente, en una posición divergente con la experiencia de su actuación.”
El pueblo soberano expidió su ley fundamental, llamada Constitución en la que –como materia estrictamente constitucional- consigno la forma de gobierno, creo los poderes públicos con sus respectivas facultades y reservo para los individuos cierta zona inmune a la invasión de las autoridades (los derechos públicos de la personaque nuestra Constitución llama “garantías individuales”).
Mientras la Constitución exista, ella vincula jurídicamente, no sólo a los órganos, sino también al poder que los creo. Lo expuesto nos lleva a la conclusión de que la soberanía una vez que el pueblo la ejerció, reside exclusivamente en la Constitución y no en los órganos ni en los individuos que gobiernan.
Desde la cúspide de laConstitución, que está en el vértice de la pirámide jurídica, el principio de la legalidad fluye a los poderes públicos y se transmite a los agentes de la autoridad, impregnándolo todo de seguridad jurídica, que no es otra cosa sino constitucionalidad.
La intangibilidad de la Constitución en relación con los poderes constituidos significa que la Constitución es rígida. En ningún sistema constitucionalse admite ciertamente que cualquier órgano constituido pueda poner la mano en la Constitución, pues tal cosa implicaría la destrucción del orden constitucional.
Los actos de la Suprema Corte, realizados en interpretación constitucional, son los únicos actos de un poder constituido que escapan de la sanción de nulidad, lo que se explica si se tiene en cuenta que, la Corte obra siempre, no sobre...
tracking img