Derecho de familia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9322 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A., H. M. c. I., M. M. y otros
CCiv. y Com., Junín, 06/05/82, A., H. M. c. I., M. M. y otros.
Primer matrimonio celebrado en Siria. Segundo matrimonio celebrado en Argentina. Nulidad. Prueba del primer matrimonio. Falta de prueba del derecho extranjero. Consecuencias.
Publicado en JA 1983-II, 117, con nota crítica de W. Goldschmidt.
2º instancia.- Junín, 6 de mayo de 1982.-
1º ¿Es justa lasentencia apelada? 2º ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?
1º cuestión.- El Dr. Amado dijo: El juez de 1º instancia dictó sentencia a fs. 220/221 haciendo lugar a la pretensión deducida por H. M. A. contra M. M. I., y consecuentemente declaró la nulidad del segundo matrimonio que celebrara en Buenos Aires, el 12/4/76, con M. A. S. o M. B., ello por la subsistencia del matrimonio anteriorcontraído por el accionado con la actora en el año 1923, con costas. Apeló el vencido y expuso sus quejas a fs. 230/234.
Comienza recordando que en materia de prueba de la existencia del matrimonio celebrado en el extranjero, rige la ley del lugar de celebración por así disponerlo el art. 2 ley 2393. Y el art. 13 CC dispone que para la aplicación de las leyes extranjeras, en los supuestos que elCódigo autoriza, ello sólo será posible a solicitud de parte, quien corre con la carga de la prueba de su existencia. Siendo ello así –continúa diciendo-, la actora tenía a su cargo la prueba de la celebración del matrimonio, como asimismo, la prueba del derecho existente en el lugar de celebración.
Analiza los documentos de fs. 213/214, y afirma que sólo se trata de una mera declaración testimoniallegalizada, pero nada más. Si se hubiere aportado la prueba del derecho vigente en el lugar de celebración del hipotético matrimonio, se hubiera visto que existen formalidades, actas, funcionarios públicos y requisitos que están ausentes en los documentos cuestionados. Reitera que cuando contestó la demanda hizo especial referencia a la negativa del matrimonio pretendiendo afirmar que el mismo nuncajamás fue llevado a cabo, y mucho menos en el año 1923 pues cuando ingresa al país en el año 1928 aún era de estado soltero.
También advierte que las actas de estado civil y reconocimiento de hijos que dan cuenta los documentos de fs. 155/157 adolecen de serios vicios que las invalidan, pues según ellas el matrimonio se habría celebrado en dos fechas distintas (año 1925 y año 1933). Tampocopuede admitirse que el accionado esté reconociendo hijos en el año 1932 y año 1934 pues está probado que ingresó a nuestro país en el año 1928. Y con respecto a los testigos que han depuesto a fs. 130/131, advierte que se trata de personas que todo lo que afirman es en base a referencias, pues ninguno de ellos ha estado en Siria, ni conoce la vida del demandado en aquel país. No habiéndose acreditadola prueba del matrimonio invocado, la sentencia en recurso se debe revocar, rechazando la demanda con costas, cosa que así solicita.
1º Antes de entrar al estudio de los hechos que dan lugar a la presente causa, estimo conveniente refrescar conceptos doctrinarios que rigen esta materia.
El Dr. Cichero tiene un magnífico trabajo titulado “Prueba del matrimonio celebrado en el extranjero”, quefuera publicado en ED 60-497/508. En una parte de su obra dice el autor que: “El art. 13 CC sienta el principio de que la aplicación de las leyes extranjeras, en los casos que el mismo Código lo autoriza, sólo se hará a solicitud de parte interesada, quien tiene a su cargo la prueba de su existencia. Cualquiera sea el sentido doctrinario de esta regla –continúa diciendo el Dr. Cichero-, no escongruente con el sistema de derecho internacional privado que el Código organizara, pero lo cierto es que su formulación es clara y, en general, ha sido seguida por la jurisprudencia”. A continuación el Dr. Cichero manifiesta: “Que el precepto nada dice acerca de la situación del juez que, sin poder excusar su obligación de juzgar (art. 15 CC), no tiene a su alcance la ley que rige la relación...
tracking img