Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9318 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, Historia Antigua, t. 9, 1996, págs. 115-142

El derecho griego
FÉLIX ALONSO Y ROYANO*

GENERALIDADES Como dicen Finley, Winton y Garnsey ^ «toda sociedad de alguna complejidad necesita un aparato que establezca leyes y las haga cumplir, que disponga los servicios comunitarios, militares y civiles y que resuelva las polémicas». Por eso lo que en Occidentehemos dado en llamar Grecia no podía evadirse a este singular principio enunciado por tan eminentes investigadores. Dícese que Solón de Atenas fue el encargado de codificar las normas por las que habrían de guiarse los diversos grupos en litigios y dada la importancia de la cualidad civil de la vida pública, una serie de instituciones fueron la base en la que habría de sustentarse el derecho en lamás arcaica época: Los altares para los sacrificios previos, los oráculos y el juramento. Más tarde en el período clásico estas instituciones irán perdiendo la importancia que tuvieron. Un ejemplo es la evolución del juramento desde la época de Homero ^ que llevaba toda la carga de una prueba formal hasta la época clásica, aunque no en la helenística, donde el juramento era una simple ceremonia,puesto que para convencer a los jueces y tribunales hacía falta otro tipo de acreditación más contundente. Cuestión a tener en cuenta es la común y equivocada idea que tenemos de la Grecia antigua, como si se tratara de un solo país con un solo

* Doctor en Derecho. Miembro de la Fondatlon Egyptologique Reine Elisabeth Bruxeiles. Profesor Tutor de Historia del Derecho en el Centro Asociado de laUNED de Portugalete (Vizcaya). ' FINLEY, M.I. (edit.).: El legado de Gregia, Edit. Crítica. Barcelona, 1989.
2 llíada, XXIII, 581/585.

115

FÉLIX ALONSO Y ROYANO

gobierno. Habida cuenta de que la realidad fue la existencia de ciudadesEstado, no es extraño que frecuentemente estuviesen enfrentadas en pos de una hegemonía sobre las demás. Así se explica que cada «polis» griega fuese un mundomuchas veces ajeno al resto, contribuyendo a dificultar el desarrollo de un sistema legal que fuese común. No existía una «ley griega». En todo caso había normas propias de cada «polis» ^ como lo demuestra la inscripción del siglo v a.C. que indica cómo las «polis» de Kake.0 (Caleo) y Eavtea (Eantea), de la región de AoKpi5e (Lócride), en la Grecia central, acordaron aplicar una misma ley paraaquellos casos de detención injusta que se presentaran. Estas ciudades, separadas 10 km., acordaron que los ciudadanos de cada una de ellas, que residieran en la otra por un tiempo superior a un mes y cometiesen un delito, fuesen juzgados precisamente por el procedimiento legal del Estado huésped, con lo que una misma ley servía para un perímetro jurisdiccional de, al menos, 10 kilómetros. Atenaspuede ser un ejemplo a seguir en el estudio del derecho griego, ya que esta ciudad-Estado dispuso de un estrecho control jurisdiccional sobre los extranjeros que fuesen demandados, al tener que verse allí los procesos que iniciaran contra ellos. Consecuencia de esa «concentración jurisdiccional» en la metrópolis fue que aquellas ciudades-Estado dependientes de Atenas, perdieron la potestad, porejemplo, de inflingir la pena de muerte. Entre los siglos v y iv a.C. Atenas tuvo leyes que prohibían a sus ciudadanos transportar grano a cualquier parte que no fuese la propia ciudad, así como también el préstamo dinerario a buques con rumbo a otros lugares que no fuesen Atenas '*. Naturalmente era necesario un control riguroso para su cumplimiento que, precisamente vino a realizarse a través de los«guardianes del Helesponto», controlando el grano procedente de los buques que llegaban del Mar Negro. La salvedad fue el Decreto del 434/433 a.C. que obligaba al pago del 10% de la carga, como tributo. El conocimiento de Demóstenes y Menandro es necesario si queremos acercarnos, aunque sea superficialmente, a las instituciones del derecho

^ HORNBLOWER, S.: El mundo griego (479/323). Edit....
tracking img