Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10488 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia de la Ideología juridica del siglo XVIII o “el derecho prisionero de las palabras *

por Marcel THOMANN

Profesor de la Universidad de Estrasburgo.

I. El Derecho subyugado por la filosofía.
a. El equívoco de Locke.
b. El subjetivismo de Leibniz.
c. La práctica universitaria: Grocio y Pufendorf.

II. La realización
a. Christian Wolff (1679-1754)
b. El método demostrativo.III. Las trampas del mito.
a. Estructura sociológica de las sociedades secretas políticas.
b. La acción reformadora

IV. Los conceptos sustituidos
a. Verdad
b. Moral
c. Obligación.
d. Derecho.

V. Conclusión.

Un curioso fenómeno lingüístico acompaña -o revela- en el siglo XVIII, la evolución de las doctrinas jurídicas. En los Nuevos Ensayos, Leibniz, el más ilustre de los filósofosesencialistas, responde a los Ensayos sobre el entendimiento humano del representante "moderno" de la tendencia nominalista[1], Locke. Cada una de esas obras tiene un libro III que lleva el título Las Palabras. En uno como en otro, Locke y Leibniz exponen que las "verdades" morales y jurídicas deben ser recolocadas en el universo del discurso[2].
En realidad, Locke y Leibniz son losprotagonistas de una pieza en la que lo esencial se juega entre bambalinas. La conjunción de las cabezas de dos familias filosóficas tradicionalmente adversas hace progresar el sutil mecanismo de la operación política que, por intermedio de "palabras", particularmente significativas o voluntariamente ambigüas, del lenguaje jurídico o moral, coloca al derecho sobre la ideología de notables reformistas orevolucionarios[3].
El proyecto es subversivo. No se manifiesta abiertamente más que cuando las circunstancias políticas lo permiten. La situación es poco favorable en Francia[4]. Más en Inglaterra y en los estados de la Europa continental; en Alemania sobre todo -pero también en las posesiones austríacas: Países Bajos e Italia, especialmente- o en Suiza. Hasta el comienzo del siglo XVIII elequilibrio político y doctrinal de esas regiones estaba perturbado por guerras y cismas religiosos. Los privilegios aristocráticos o feudales son allí cuestionados más que en otras partes por los burgueses notables o nobles a los que aquellos frenan el ascenso. El mundo jurídico está desorganizado y se manifiesta una indiscutible necesidad de seguridad jurídica. En todos los ámbitos se hace menester unavuelta al orden.
En ese clima nace una ideología apta para satisfacer las aspiraciones de las clases en ascenso. La lógica, el sistema y el conceptualismo que caracterizan el racionalismo jurídico no son, en último análisis, más que la norma del juego necesario para la puesta en forma intelectual, del mito de las clases "modernas"[5]. El siglo XVIII es un laboratorio modelo donde se observa latransformación de un mito en ideología[6].
En efecto, ¿qué quieren los notables "conquistadores"? El poder. Ahora bien, el instrumento más útil para esta aspiración es el derecho. No el derecho "clásico" romano ni los derechos feudales o reales con los que no se satisfacían muy bien las clases dominantes, sino el derecho subjetivo forjado por los teólogos y los filósofos que precisamente afirmacon soberbia que "el derecho es el poder moral de obrar": jus es potestas, jus es facultas moralis agendi. Los más brillantes representantes de la sociedad "moderna", tanto Suárez como Grocio, Pufendorf, Leibniz, Locke, d'Holbach y otros tantos, han considerado ese derecho nuevo, estrechamente asociado a la moral, como finalidad de sus esfuerzos.
De hecho, lo que importa a la sociedadpre-revolucionaria es justificar un derecho racional por medio de la filosofía y aportarle la garantía de los valores supremos e incontestables: Dios, la Verdad, la lógica matemática, la Justicia, la Moral, la Razón.
Cómo -en un primer momento- los filósofos han elaborado métodos y doctrinas aceptables para todos los interesados, irrefutables, ciertos, sistemáticos, susceptibles de fanatizar del mismo...
tracking img