Derechos humanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2240 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Magíster en Criminología y Pericias en el Proceso Penal
Versión 2010 - 2012

Programa de Derechos Humanos: “La Vulneración de Derechos en condición de Pobreza: Niños de la calle contra el Estado de Guatemala”

Alumna: Ps. Sybila Paz Silva Toledo

Docente: Dr. Ana Morell

Santiago, Octubre de 2010.

1

Cuando hablamos de pobreza nos enfrentamos a una compleja realidad, que por unlado, se ha posicionado de manera doliente en la historia, y por otro, se ha esforzado, en los diversos ámbitos de la sociedad, para dejar de ser un problema social, gracias a las intervenciones de los propios Estados y organizaciones internacionales. Tratando incansablemente de enfrentar este problema, y la vez, de mantener esta realidad lo más lejana posible, los gobiernos han permitido la creaciónde poblaciones alejados a las grandes urbes, permitiendo con esto, distanciar aquellos focos sociales que muchos consideran como nocivos para la armonía del entorno, así como de la gran preciada convivencia en paz, y así perpetuar con la segregación. Sin embargo, este “constructo social” estudiado, conceptualizado y tecnificado en estas últimas décadas, y que se ha vuelto parte imperante de laspolíticas sociales respecto la igualdad, los derechos y las oportunidades de todos los ciudadanos, intenta sobreponerse a las múltiples barreras que ha debido enfrentar para dejar de ser un estigma social, un etiquetamiento negativo respecto la indigencia socio-cultural, así como, una condición invalidante que de forma subjetiva y arbitraria les impide acceder a muchos derechos fundamentales, enparticular, a la justicia y el trato digno durante el proceso judicial. Este gran concepto conlleva múltiples fenómenos que entrelazados o por sí mismos encierran cónclaves incomprensibles… la drogadicción, el alcoholismo, la prostitución, la falta de educación, la informalidad de los empleos, la precariedad de los servicios, el poco o nulo acceso a la cultura, la disfuncionalidad familiar, entreotros, propician experiencias de vida extremas que desafían las condiciones más sanguinarias y degradantes, como es la situación de calle, realidad que se ve inserta en conflictos de diversa índole. Son estos grupos, vulnerables incluso ante las políticas públicas, quienes no solo se han enfrentado a la miseria extrema, sin norte, sin expectativas, sin sueños ni aprecios, sino que en muchos lugaresse han convertido en el blanco de grupos criminales, que en su deseo de exterminio han delinquido de manera cruel, sin enfrentar las culpas respectivas, debido a la ignorancia, temor y debilidad de los torturados y familiares afectados, la naturaleza de los grupos criminales, así como, el poder asociado que los sustentan en esta ideología minimalista. Son las víctimas, por un lado, aquellos que2

han sido torturados, así como, los familiares de los fallecidos, quienes gracias al principio elemental del respecto de los derechos fundamentales, dado por el objetivo supremo de la perspectiva del derecho internacional, se encuentran frente a una posibilidad real de perseguir a los culpables y no dejar impune prácticas genocidas que tienen directa relación con trastornos antisocialesinexcusables. Es en esta realidad, donde nos encontramos con el caso de los “Niños de la Calle” contra el Estado de Guatemala, en el que se pone de manifiesto una serie de hechos constitutivos de violación de los derechos humanos, tanto en la comisión explícita de delitos, como en la aplicación del procedimiento penal establecido. En el relato de los hechos pretendidamente constitutivos, por un lado,de delito de genocidio1 se incluyen otros que se califican de torturas, asesinatos y secuestros, describiéndose las matanzas; y, por otro, trasgresión del proceso judicial. En la denuncia se hace especial referencia a las víctimas, miembros de un grupo de jóvenes en situación de calle, en particular, los secuestros de Henry Giovani Contreras (18), Federico Clemente Figueroa Túnchez (20), Julio...
tracking img