Devenir legión: la configuración del sujeto heterogéneo en la bailarina de gabriela mistral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1692 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Devenir legión:
la configuración del sujeto heterogéneo 
en “La bailarina” de  Gabriela Mistral

Por Claudia Muñoz Contreras (*)
Adelanto de: Cuadernos Quiltros nº1 ISNN 0718-5987. Valdivia, Chile, diciembre 2009.
MICROEDITORIAL LINGUA QUILTRA

Algo pasa en la poesía mistraliana con las identidades. Las máscaras se caen. Las personas se fragmentan. En ello encontramos algunas certezas. Elindividuo no es algo dado de una vez y para siempre. “El yo es un umbral, una puerta, un devenir entre dos multiplicidades” nos dicen Deleuze y Guattari (p.254).

Según Eliana Ortega, la escritura de Mistral, específicamente su prosa, vendría a desenmascarar “laideología patriarcal dominante que sólo ofrece verdades parciales con el propósito de construir falsas coherencias e imágenes míticasde la mujer”, eliminando así las contradicciones intrínsecas de lo femenino. De esta manera, afirma Ortega, se ocultan las “condiciones reales de la existencia femenina y como consecuencia de tal desfiguración mítica se niega la experiencia histórica de las mujeres y su autenticidad”. La misma Mistral se dice en la contradicción cuando se define, respecto a la mujer común: “Yo la veo en mí mismacon idéntica veteadura contradictoria” (Ortega: p. 135)

Esta contradicción interna es legible en su escritura, cuando constatamos la diversidad de identidades que transmigran sus poemarios. 

A propósito de las identidades tránsfugas de la obra mistraliana, Adriana Valdés advierte que ya enDesolación había comenzado a resquebrajarse, junto al Dios todo poderoso, la primera persona de Gabriela.Esta caída del Dios, unida a la desestabilización del sujeto, sería retomada en Tala. Al respecto, la autora apunta:
“La persona que se ha construido a sí misma de cara a Dios [...] sentirá que ha sido borrada, perderá identidad, porque el otro [...] ya no la ve [...] Al no existir más un Dios ante cuya mirada construirse [...] el sujeto se construye –en ese vacío- de muchas maneras: adquiere-desde ese vacío- identidades múltiples. Dios es uno, decía la creencia cristiana: ´Mi nombre es legión`, dice el demonio, en el marco de esas mismas creencias” (Valdés: pp. 88-89)
El artículo de Valdés se detiene en distinguir las diversas identidades que se despliegan en la poesía de Mistral, demostrando que en ningún caso podríamos hablar de una identidad fija y propia para definir a cada uno desus poemarios. Así como leemos diferentes identidades en distintos poemas, leemos sujetos femeninos que asumen la multiplicidad como característica de su constitución. Como ocurre en la “La Otra” o “La sombra” sólo por nombrar algunos, poemas en que constatamos la contradicción que las sujetos experimentan con una parte de sí.

En “La sombra”, nos encontramos con un sujeto femenino refiriéndosea la impostora que la suplanta. Usurpadora que no corresponde a un agente extraño, sino a una parte de sí: su sombra es concebida como esta doble que no la deja vivir en paz. Por su parte, en “La Otra”, leemos acerca del conflicto de una hablante que ha asesinado a la una que había en ella, porque no la amaba y le causaba aflicción. 

En el poema que analizaremos a continuación: “La bailarina”,también está presente el tema de la multiplicidad del sujeto, pero con una variante respecto de los poemas antes citados. En éste, la multiplicidad es fruto de la intervención de un ente extraño a la propia bailarina. Lo interesante, a nuestro juicio, es constatar que esta fuerza extraña, el nosotros, frustra su proyecto de desprendimiento al posicionarse en ella y fijarla a la condición de sujetoque buscaba dejar atrás. 

Así, según podemos apreciar, se teje un complejo juego de relaciones entre quien enuncia y la bailarina. Dicha complejidad está condicionada por la variación que experimenta la voz que enuncia en el poema: en una parte será sujeto que habla en la tercera persona del singular (ella); en otra, uno que lo hace en la primera del plural (nosotros).

Si seguimos este...
tracking img