Diabetes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1370 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tal vez todos recordamos el día en que aquella persona con bata blanca nos dijo: “Usted tiene diabetes”, tal vez no recordamos muy bien lo que dijo después, porque en ese momento no lográbamos comprender muy bien lo que significaba, nos invadió el temor, toda una serie de reacciones emocionales intensas y lo único que pudimos pensar es que esto realmente no nos sucedía, nos negábamos a aceptar eldiagnóstico, pensamos que el médico estaba equivocado, que los exámenes estaban mal, muy seguramente buscamos segundas opiniones y básicamente nos resistimos a creer que la diabetes era una realidad en nuestras vidas.
Sin embargo la evidencia confirmaba lo que nos negamos a aceptar y fue entonces cuando iniciamos la fase de protesta y agresividad, buscábamos un culpable: Nuestros hábitos dealimentación, el sedentarismo, los abusos con nuestra salud, el médico que no la detectó a tiempo, la herencia familiar, entre otros. Nos tornamos agresivos y sentimos rabia contra la vida por la situación que ahora vivíamos y que viviríamos como una realidad cada día, asumimos que estabamos “enfermos” y rápidamente nos precipitamos a la etapa de disociación, en la que idealizábamos nuestra vidaantes del diagnóstico, pensábamos que todos esos sueños e ilusiones que teníamos ya no serían una realidad, renunciamos a planear, a vivir nuestra vida, las alegrías, las reuniones con los amigos, la familia, veíamos que la diabetes había terminado con nuestra vida y al aislarnos, sentirnos impedidos y asumir la diabetes como una enfermedad, fomentábamos el temor, los sentimientos de tristeza,frustración y desesperanza que nos condujeron a la depresión y que nos llevaron a ver y vivir la diabetes como un enemigo que acabó con todo en nuestra vida.
Las cosas podrían terminar allí y es allí donde muy seguramente muchos de nosotros hemos decidido quedarnos, en la melancolía y el dolor, preguntándonos una y otra vez por qué me sucedió a mi?, reprochándonos si yo hubiese sido más… o menos…,lamentando nuestra situación, negándonos a ver más allá, pareciera que hemos decidido vivir con “la nariz pegada contra la pared del dolor”, pensando que no hay nada que hacer, sin ver lo que hay más allá un mundo de posibilidades que se abre si nos damos cuenta de que lo IMPORTANTE NO ES LO QUE NOS SUCEDE, SINO LO QUE NOSOTROS HACEMOS CON LO QUE NOS SUCEDE, si bien es cierto que la realidad: ladiabetes, es algo que no cambiará, lo que si podemos hacer es cambiar la manera en la que vemos y vivimos la diabetes en nuestra vida y por eso considero que hay cosas fundamentales que debemos tener en cuenta:
1. LA DIABETES NO ES UNA ENFERMEDAD ES UN ESTILO DE VIDA: Es una manera de vivir que nos invita a modificar hábitos en alimentación, incluir la actividad física, el medicamento, mayor cuidado denuestra salud de una manera cotidiana. Asumir la diabetes como una manera de vida cotidiana, lejos de representar limitación y postración, amplia nuestras expectativas de vida, como la diabetes nos lleva a ser más organizados con nuestra vida, cómo nos invita a vivir de una manera mejor.
2. LA DIABETES NOS HACE MEJORES: En días anteriores, durante un taller, hicimos un hermoso descubrimientocon las personas que participaban de la actividad, veíamos que una de las primeras cosas que “dañaba” la diabetes era nuestra autoestima, porque nos identificábamos como enfermos, impedidos y porque sentíamos que habíamos perdido el control de nuestras vidas y cuando veíamos las “invitaciones” que nos hacía la diabetes veíamos que la diabetes básicamente es una invitación de nuestro cuerpo a vivirmejor, a cuidar de nosotros, a querernos, a valorarnos.
3. LA DIABETES HACE PARTE DE NUESTRA VIDA, NO ES TODO EN NUESTRA VIDA: Cómo nos sentiríamos si al asistir a una celebración notamos que la mitad de la cena es para una sola persona y la otra mitad es para las otras 40 o más que estamos invitadas?, muy seguramente sentiríamos rabia y resentimiento hacia el anfitrión y no regresaríamos a una...
tracking img