Diario de campo minorista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (799 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Son las tres y cuarenta de la tarde de un viernes cualquiera. El movimiento es constante, de allí para acá, de una lado a otro, con bultos llevados al hombro, con carros llenos de frutas, granos ypanela. "En que le puedo ayudar", "que necesita mami", son las constantes frases de los mercaderes de La Plaza Minorista, que con su camisa rota, su cuello destapado, su olor a sudor, a trabajo, buscande todas las personas que pasan por su lado una mirada de atención para que les compren sus productos.
Me llama la atención que a mi lado izquierdo hay un señor con un chaleco que dice “espaciospúblicos” hablando por celular y al parecer esperando a que un hombre un poco sucio y con zapatos diferentes en cada pie y una bolsa negra en la mano se parara hasta que finalmente se paro y cada unosiguió su camino en direcciones opuestas.
A medida que se avanza por la plaza se ven los diferentes sectores que la constituyen, cárnicos, pescados, granos, panela, desechables, etc.
Me dirijo al sectorde las carnes pasando por la zona de cargas y descargas donde se podía apreciar muchos camiones y gente cargando bultos que al parecer eran pesados, otros particularmente echándole agua a diferentesutensilios en medio de los pasillos como si estuvieran lavándolos. Finalmente llegue a la zona de carnes donde me llama la atención un hombre que pasa muy cerca de mi con un delantal blanco y botasblancas plásticas, muy sucio por cierto , al parecer era uno de los muchos carniceros que trabajan en esa zona .

A medida que camino por os pasillos, veo que hay mucha basura en el piso, y que lagente transita mucho a esa hora de la tarde , parados en los diferentes establecimientos, pidiendo cosas, dando listas , entregando plata y recibiendo bolsas . adelante podía apreciar una señora de edadmuy callada parada en medio de uno de los cruces en cruz que tenían los pasillos, en sus hombros habían trapos colgando como nuevos, y en sus manos sostenía bolsas en paquetes como si estuviera...
tracking img