Diferencias entre los partidos de masas y los partidos de cuadros maurice duverger

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 25 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
DIFERENCIAS ENTRE LOS PARTIDOS DE MASAS Y LOS PARTIDOS DE CUADROS
MAURICE DUVERGER

Es posible afirmar que la obra de Duverger, continua vigente, aún después de de cincuenta años de distancia de haberse realizado, no solo por la forma en la que este detalla cómo se estructuran los partidos políticos del entorno y la época en la que él mismo realiza el estudio; también por la complejanaturaleza que significa el estudio de los Partidos como estructuras sociales y políticas que aglomeran a individuos que tienen un fin común compartido: La toma y mantenimiento en su caso del poder político y económico. Algo de por sí ya complejo de definir.

Duverger hace una disección de las estructuras partidistas durante un periodo histórico en el cual, la variedad y complejidad de las formas yestructuras político-organizativas está influenciada y determinada por el sentido ideológico que las caracteriza o motiva. De esta observación, logra decantar caracterizaciones coincidentes en la forma en que estos partidos se organizan, refiriendo particularmente el cómo captan recursos económicos, desarrollan sus estrategias y establecen el curso de su actividad política; y cómo, esta formade organización influye para lograr su objetivo último.

Es así, que Duverger nos ofrece dos categorías: La estructura de masas y la de cuadros: ambas llegan a diferenciarse en algunos aspectos sustantivos, tales como el fin inmediato de sus tareas, (mientras para los comunistas franceses uno de sus objetivos es la formación y educación de su militancia, para los partidos estadounidenses elobjetivo, es la adhesión de personajes con cierto prestigio y peso en ámbitos sociales y económicos; sin embargo y a pesar de resaltar, algunas de estas diferencias, ambas estructuras coinciden en generar elites de dirección, utilizando diferentes formas estructurales e inclusive justificándolas de conformidad con su identidad ideológica; así, aquellos partidos que poseen un perfil de izquierda,justifican el crear elites directivas a partir de ensalzar la “vanguardia proletaria” en las que se concentran desde los cuadros de mayor antigüedad hasta aquellos que se han ido desarrollándose en los diversos escalafones organizativos, o inclusive aquellos que han gozado del privilegio del padrinazgo.

Por el contrario en los partidos con un perfil de tipo capitalista, logran generar elites dedirigentes a partir del peso económico o prestigio social de los mismos. Más propicio de organizaciones de cuadros, sin embargo a pesar de esta posible diferencia derivada de la preferencia ideológica, Duverger nos sugiere que existen ejemplos yuxtapuestos de partidos de cuadros con perfil de izquierda que utilizan una mixtura de partido de masas-cuadros, refiriendo particularmente los casos de lospartidos de corte socialista, en comparación, con aquellos de carácter comunista, sin que esto demerite su esencia o fin.

Más aún nos advierte sobre la posibilidad de que en partidos con características de derecha, existen ejemplos organizativos propios de partidos de masas; lo que nos lleva a la conclusión de que es erróneo etiquetar a un partido en su carácter ideológico a partir de loenunciado por sus lineamientos internos o por su esquema organizativo, de adhesión e inclusive por la forma en la que obtienen su sustento financiero, puesto que, este último elemento es el objetivo primordial de adoptar tal o cual esquema.

Para algunos analistas contemporáneos la obra de Duverger ha perdido vigencia, afirmación que resulta del todo falsa, puesto que sus postulados no han sido nimodificados ni rechazados, ni mucho menos sustituidos por alguna nueva teoría, que deje de reconocer u omita de forma alguna, una o más categorizaciones de las propuestas por Duverger.

Si acaso esta obra no ha sido contextualizada a las características económicas y políticas de nuestra contemporaneidad, no significa que estén en desuso. Por el contrario puede afirmarse que es necesaria una...
tracking img