Dios de jesús

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1507 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Dios de Jesús

En la actualidad este mundo, tal como está, posee un dios que no tiene influencia en sus vidas, ya que como a despertado al mundo de la ciencia y la tecnología el hombre no tiene tiempo para pensar en seres superiores. El hombre se siente capaz de todo, el mismo se siente dios, y se ha fabricado un dios a su medida para que no le estorbe y que sólo le sirva en los momentos deaflicción y de luto.

Ahora mas que nunca necesitamos ver el sentido que Jesús dio a su padre. Ese Padre de Jesús al que el mismo predicaba.

Primeramente tenemos que ubicarnos en el contexto histórico en que vivía Jesús. Jesús antes que nada era un judío, y judío practicante instalado en el contexto económico, social, religioso y familiar de la tierra de Judea en aquel tiempo. Criado yeducado bajo el dominio romano y en la que los grupos religiosos manejaban gran parte del poder. Es en si, en esta su vida, la que le permite tener esta concepción de Dios. Jesús transmite su mensaje mayormente en parábolas y en testimonio de vida, ambos completamente chocantes para los de su época.

Analizando una a una estas parábolas, especialmente la del “Hijo pródigo” podemos darnos cuenta quepese a vivir el en una sociedad patriarcal, este padre rompe todas las reglas, puesto que se comporta mas como una madre, en plena contradicción con su condición. Viendo esta parábola conjuntamente con las costumbres, y normas vigentes en consonancia con las tradiciones de la época, para un hijo pedir la herencia de su padre era considerarlo muerto. Por tanto la exigencia del hijo es imperdonablepor que hecha por tierra el honor de su familia. El padre no dice nada, respetando la sinrazón de su hijo.
Ya al regreso de este hijo después de haber dilapidado, el padre apenas lo divisa se acerca como una madre. La acogida del padre es increíble, pierde el control, olvidando su propia dignidad, corre a su encuentro, lo abraza con ternura sin dejar que se eche a sus pies y le besa efusivamentesin temor a su estado de impureza. Este hombre no actúa como el patrón y patriarca de una familia. Sus gestos son los de una madre. Esos besos y abrazos entrañables delante de todo el pueblo son signo de acogida y perdón, pero también de protección y de defensa ante los vecinos.
Desgraciadamente faltaba el hijo mayor. La vuelta del hermano no le produce alegría como a su padre, sino rabia. El padresale a invitarlo con el mismo cariño con que ha salido al encuentro del hijo llegado de lejos. No le grita, no le da órdenes. No actúa como el patrón de la casa. Al contrario, como una madre, le suplica una y otra vez que venga a la fiesta.

Jesús vuelve a insistir una y otra vez en el amor compasivo de Dios, su padre, exponiendo una parábola sorprendente y provocativa sobre el dueño de unaviña que quería trabajo y pan para todos. El rico propietario de una viña viene él mismo a la plaza del pueblo a primeras horas de la mañana. Se acerca a un grupo de jornaleros, acuerda con ellos el salario y los pone a trabajar en su viña. No es gran cosa, pero sí lo suficiente para responder, al menos por un día, a las necesidades de una familia campesina. El propietario vuelve a la plaza a lasnueve de la mañana, a las doce del mediodía y a las tres de la tarde, a los que no les habla ya de un denario, a estos les promete lo justo. A pesar de todo vuelve todavía a las cinco de la tarde. Sólo falta una hora para terminar la jornada. A pesar de todo contrata a un grupo que nadie ha contratado y lo envía a echar una mano. A estos ni les habla de salario. Lo curioso que a todos les paga porigual, un denario. Lo que sugiere más bien es que no quiere ver a nadie sin trabajo y sin paga para lo necesario para su familia. En otras palabras el campesino ese día tenía el pan para su familia, eso es lo que le interesaba al patrón. La respuesta del patrón ante el reclamo de los primeros es firme: “Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿Es que no tengo libertad para dar lo que quiera con lo...
tracking img