Dios tiene que ser garifuna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1498 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
A propósito de la Inauguración del Primer Hospital Popular Garifuna de Honduras
“Dios tiene que ser garifuna”

Fabricio Borjas

Así nos dijo Digna (bromeando con que su apellido es De Lastima), cuando platicamos el sábado en su casa de Ciriboya, a donde viajamos para asistir al acto más trascendental en la historia del pueblo Garifuna: la Inauguración de su Primer Hospital Popular.

Dignanos conmovió cuando nos contó como llegó a esa conclusión. Primero

-nos explicó- llegaron los médicos cubanos. Ellos, nos dijo, no son como los nuestros. Si tienen que ir a pie, hundiéndose en el lodo hasta los tobillos, en mula o montados en una camioneta o en cayuco, no les importa, van donde los necesiten. Los nuestros, si no tienen transporte, no se mueven, sin importar la gravedad de laenfermedad o la dolencia que aqueje a nuestra gente. Después vinieron los primeros médicos Garífunas graduados en Cuba: una bendición. Los hijos de nuestras propias familias. También los otros que están estudiando en la ELAM, algunos, medicina y otros, especialidades médicas. Y ahora, como si fuera poco, tenemos un Hospital, que además, lo construimos con nuestras propias manos. Son demasiadosmilagros juntos. Es por eso que “Dios tiene que ser Garifuna”. La frase no puede ser más elocuente, ni más conmovedora. ¿Cuanto tiempo había olvidado Dios a su pueblo? Pero por fin se acordó y ahora salda su olvido con creces.

Digna nos habló también de sus cincuenta madres solteras que luchan por sacar adelante a sus hijos. Nos contó de sus grandes dificultades y de sus enormes esperanzas. De laidea de procesar el casabe y exportarlo algún día al Japón. Ella tiene seis hijos. Una de las mayores estudia en la universidad EARTH en Costa Rica. Por estos días irá a Tela, donde, junto a unas compañeras, van a procesar la yuca para hacer Casabe y venderlo. Necesita con urgencia doscientos dólares para enviárselos. Solo tiene media beca y no le ajusta para vivir y estudiar. Ella es suesperanza. Digna –entre otras cosas- es la presidenta del patronato de Ciriboya. De acuerdo a la tradición del pueblo Garifuna, la participación de las mujeres es muy frecuente y es común que sean mujeres las dirigentes mas destacadas de muchas de sus comunidades.

Nos ofrecieron café, pan de coco, frijoles, huevos, macheteadas, baleadas y queso. Platicamos y también bromeamos. Una de las cualidades máslindas del pueblo Garifuna es que no conocen la pena ni la tristeza. Recién conocen a un forastero, lo integran tan rápido, que en minutos lo tratan con la confianza de viejos amigos. Así transcurrieron las primeras dos horas. Poco después nos fuimos al Hospital, donde un bullicioso y enérgico grupo de jóvenes, mujeres y hombres caminaban, hablaban en voz alta, organizando cosas, dando órdenespara colocar este rotulo aquí, esa pancarta allá, la bandera Cubana, la de Honduras y la del Estado de California. Sin darnos cuenta, ese torbellino de actividad nos envolvió.

Poco a poco fue llegando la gente. Unos a pie, otras en bus, en bicicleta, camionetas, motocicletas, cayucos, pangas, tuc – tuc. Los niños fueron invadiendo con su alegría los alrededores del hospital. La lluvia, algo másque común en los territorios costeros amenazó, más de una vez, con boicotear el evento, pero al igual que con los otros milagros, dio paso a un hermoso sol que vino a acompañar a su gente. En medio del bullicio y la febril actividad podían distinguirse a Garífunas, Médicos Cubanos, pobladores, alguno que otro gringo y ladinos también.

Lo que empezó como el sueño del profesor Lombardo Lacayo,es hoy una realidad. Es algo que va más allá de la salud del pueblo Garifuna. Es un lugar de encuentro, de concientización. De muestra que cuando se tiene claro lo que significa un sueño y se está dispuesto a alcanzarlo, no hay imposibles. Es una cosa hermosa. Las caras pensativas de la gente, la alegría y contagiosa energía con la que entonaron Yurumei [1] a continuación del himno nacional, solo...
tracking img