Discurso Para Inauguración De Escuela

Esta no es una escuela más. Mucho trabajo se ha desarrollado para llegar hasta aquí. Para ver construida esta estructura que promete grandes cosas y que igualmente a cada uno y una impone grandes desafíos.

Las personas que han trabajado en dar forma a este proyecto educacional fueron motivadas por la imagen de un Barlovento que todos hemos soñado. Fueron motivadas por una esperanza delibertad. La misma que cada uno y una hemos escuchado alguna vez en casa y que se ha transmitido de una generación a otra, desde la época de la primera independencia.

Una escuela liberadora. Una escuela integradora. Una escuela cuya educación asuma los grandes valores del pueblo barloventeño. Que asuma su historia llena de actos heroicos como aquél de Cimarrón Miguel Jerónimo Guacamaya de quien laescuela lleva el nombre. Una escuela que asuma el origen de este pueblo, formado de tantos pueblos del mundo.

Una escuela que se apropie de los grandes desafíos del desarrollo, cuya educación florezca enraizada en nuestras costumbres y en nuestra cultura. Que rescate nuestro pasado para armarnos de dignidad frente a nuestras luchas.

Una escuela que eduque incluyendo no sólo referencias teóricascontenidas en libros escritos en otras tierras, sino también méritos, logros, luchas y saberes que hemos alcanzado día a día en nuestra relación con el trabajo, con la tierra, con la vida, con el amor con todo lo que somos.

El desarrollo de Barlovento presenta grandes desafíos. Quizás el más importante de estos sea lograr proyectarse hacia el futuro con un modelo de mujer y de hombre íntegro envalores. Y alcanzar una sociedad justa, solidaria, equitativa.

Este desafío obliga a dos líneas de educación, una que apunte al desarrollo pleno de las potencialidades de los alumnos. Y la otra que desarrolle la integralidad de valores en sus familias, en su entorno, en el colectivo en el que desarrollarán esas potencialidades. En otras palabras, hablamos del desafío de masificar la educación,integrando la escuela a la casa, al entorno, al colectivo, a los cultivos, a las empresas, a los servicios y a la sociedad toda. E integrando la sociedad a la escuela, una escuela de puertas abiertas, de clases abiertas, de educación abierta, abierta a la comunidad y al mundo.

Porque la relación entre el desarrollo de la sociedad y la formación de los hombres y mujeres que la conforman esdirecta. Y siendo que el desarrollo de la sociedad no depende sólo de la educación sino, y mucho más directamente, del desarrollo de su aparato productivo, de su economía y más esencialmente del significado del trabajo, nuestra escuela no puede abstraerse de estas realidades, de lo que sucede con el cacao, de lo que sucede con la agricultura, de lo que sucede con el desarrollo del turismo y de losefectos que produce en nuestro hábitat todo esto que sucede. Como dijo Ernesto Guevara, “la educación y el desarrollo económico están constantemente actuando entre si y configurándose plenamente”.

Y esta relación dialéctica entre trabajo y educación tiene que ser asumida por nuestra escuela. Porque si queremos alcanzar nuestra meta de sociedad socialista, necesitamos una educación que vayaconformando el sistema de valores de alto contenido humano que impulsa el socialismo, en función de hacer del ser humano un ser productivo en la más alta concepción del término. Que vaya eliminando el egoísmo, el individualismo y la avaricia en las mentes de quienes se están formando, a la vez que vaya impulsando un nuevo modelo económico. Y una nueva forma de producción, a partir de nuestras ventajasesenciales y de las oportunidades que de ella se desprenden. No podemos permitir que, en esta relación dialéctica entre trabajo y educación, la repetición del modelo capitalista de producción nos impida el desarrollo de una educación liberadora.

Necesitamos une escuela que dé a nuestros niños y niñas un nuevo sistema de valores. Que los guíe en su avance diario hacia el socialismo. Que les...
tracking img