Doulas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1979 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
(Ecologia prenatal michel odent.)

El Homo Superdepredador apareció cuando nuestros ancestros empezaron a invertir las estrategias de supervivencia. Comenzaron a transformar el medio ambiente y a adaptarlo a sus necesidades. Hasta este momento, todos los animales, incluso los primates humanos, habían sobrevivido adaptándose al medio ambiente. En principio, la aparición del Homo Superdepredadorno se puede disociar de la domesticación de las plantas y de los animales. Desde que se erigió y desarrolló esta barrera con el resto del reino animal, las sociedades más exitosas son aquellas que han desarrollado el potencial humano hacia la agresión, mientras moderaban el desarrollo de la capacidad de amar. Así, podemos explicar las ventajas evolutivas del control del parto por los mediosculturales, y la difusión de creencias y rituales que interfieren con los procesos fisiológicos y rutinariamente perturban, en particular, la interacción vital entre la madre y el recién nacido (por ejemplo creencias sobre “los efectos perjudiciales del calostro” y los “peligros del primer contacto de ojos”, así como rituales tales como cortar el cordón y lavar urgentemente al bebé).

Hoy, la historiade la humanidad se encuentra en un punto decisivo. La dominación de la naturaleza ha alcanzado sus límites. El Homo Superdepredador puede ser presentado como la única criatura viva suficientemente inteligente como para destruir el planeta (o devolverlo a los virus). La historia del parto también está en un punto decisivo. Aunque todas las sociedades conocidas siempre tuvieron una tendencia ainterferir en el proceso del nacimiento, hasta hace poco una mujer no podía tener un bebé sin segregar un cóctel complejo de “hormonas del amor”. Por primera vez en la historia de la humanidad la mayoría de las mujeres, en muchos países, son madres sin que su cerebro se haya impregnado de esas hormonas. Cuentan con sustitutos hormonales farmacológicos que no son “hormonas del amor”. Por ejemplo, unaanestesia epidural puede sustituir la secreción de endorfinas, y un goteo de oxitocina sintética puede sustituir la hormona natural. Además, una gran proporción de bebés nacen por cesárea. Estamos en posición de entender que este aspecto particular de dominación de la naturaleza debería estar colocado en la primera página del orden del día planetario.

Obstáculos.
La prioridad es reconsiderar deforma radical y urgente cómo nacen los bebés, para crear situaciones en las cuales la mayoría de las mujeres puedan dar a luz gracias a la secreción de ese complejo cóctel de hormonas del amor. El mayor obstáculo es un malentendido cultural muy enraizado de las necesidades básicas de una mujer durante trabajo de parto y de los recién nacidos, compartido por círculos médicos y también movimientospreconizando el parto natural.

En términos fisiológicos, es también fácil reconocer las necesidades básicas de una madre y un bebé durante el corto período entre el nacimiento en sí y la expulsión de la placenta. Durante este corto período, las diferentes hormonas segregadas por la madre y el feto durante las últimas contracciones uterinas no han sido aún eliminadas. Cada una de ellas tiene quejugar un papel específico en la interacción entre la madre y el bebé. En esos momentos, el suceso más importante desde una perspectiva fisiológica, es que las madres son capaces de producir el nivel más alto de oxitocina justo después del nacimiento del bebé. Esta cúspide en los niveles de oxitocina es claramente vital, porque es necesaria para una expulsión segura de la placenta sin pérdida desangre significativa, y porque la oxitocina es el mayor componente del flujo de hormonas responsable del amor materno. Esta secreción de oxitocina depende altamente de factores ambientales. Primero, la temperatura del entorno debe ser lo más caliente posible.
Tampoco debe estar distraída la madre mientras descubre a su bebé. Sin embargo, he escuchado muchas anécdotas de madres que estaban...
tracking img