Drechos humanos bla bla bla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2177 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sdfgsdfhvglksdfbjklcvjbncvnbnrxdfg
Ftbg
Xcv
B
Xcv
B
Xcv
bxcvbnto3, había dado las pautas de este contexto gótico que reiteraría hasta la saciedad la literatura romántica, ampliándolo incluso al Medievo todo como escenario de sus acciones) y cuya acción se desarrolla a través de los dos monólogos de Fausto y tres diálogos (entre Fausto y Wagner; entre Fausto y el Espíritu de la Tierra; yentre Fausto y los dos coros). Presenta, además, diez acotaciones internas dramatúrgicas y las dos formales que describen la entrada del personaje Wagner (escena 2ª), por un lado, y la acotación ambiental que abre la escena 3ª.
En este acto, pues, se nos presenta a un personaje que ha acumulado una inmensa sabiduría, un profesor universitario que se ha pasado la vida encerrado en su estudio,rodeado de libros, retortas, mapas y crisoles, experimentado todo lo que se puede experimentar con el puro intelecto y que, consciente de que a su vida le falta algo, reclama la ayuda de la magia para comunicarse con aquellos espíritus que puedan proporcionarle una vida plena de goces y de acción, y ello aun cuando le cueste la vida (página 66). Este argumento encierra el asunto central del fragmento,no otro que el del hombre que anhela conocerlo todo y, para conseguir su propósito, debe enfrentarse a la razón y a la ética heredadas de su formación escolástica (la afirmación —página 63— con que comienza el drama no puede ser más ilustrativa a este respecto). Un hombre, en fin, que debe, por extensión, rebelarse contra el modelo social que él mismo representa: el esbozado por una razón que haabolido su capacidad sensual y que le impide experimentar con otros elementos (los puramente sensitivos, o humanos) residentes más allá de la disciplina empírica.

Se apoya Fausto en una solución ontológica, en una reflexión interior que descubra lo esencial de su ser y que le revele hacia dónde ha de dirigirse. Frente a este ontologismo —entendido en su sentido platónico, o, lo que es lo mismo,como la luz que nos descubre las cosas del mundo—, Goethe perfila en Wagner su opuesto: un ser cuya preocupación antropológica de corte socrático —«deja la Naturaleza para los dioses»; es decir, un análisis de la conformación externa del hombre—, no conduce sino a la simple lamentación de no poder saberlo todo por una circunstancia puramente biológica (página 68). Como Fausto, Wagner quiereconocerlo todo, pero su resignación determinista choca frontalmente con la resolución de Fausto en el ejercicio del mismo deseo. Mientras Wagner se retira a descansar (y «mañana será otro día»), Fausto prolonga su vigilia invocando a ese «Espíritu de la Tierra», mercurial, alquímico, mágico, revelado a través de fórmulas que escapan a la metodología racional porque el verdadero conocimiento se encuentraoculto: «Por eso me he entregado a la magia; para ver si por la fuerza y la palabra del espíritu me son revelados ciertos misterios» (página 63). Fausto se rebela no sólo contra la razón, un valor obsoleto, fenecido y representado aquí en las calaveras: «En lugar de la naturaleza viva en medio de la que Dios puso al hombre —se dice—, lo que te rodea son osamentas de animales y esqueletos humanos»(pag. 64). Fausto se encuentra rodeado por una naturaleza muerta que resulta ser la alegoría o representación del final al que le ha conducido la sabiduría convencional del siglo. Pero Fausto se rebela también contra ese otro destino que le ha procurado la razón, contra ese conocimiento eurítmico fundado en el convencionalismo disciplinar, en la medida, en el justo medio de una virtud moral muylejos de satisfacerle; de ahí que exija otro sino, un nuevo acaso. Aquel «Espíritu de la Tierra» le ha lanzado «con un empujón cruel al destino inseguro de los hombres» (pág. 70). Inseguro, naturalmente, porque todo aquello que escapa a la simple razón, al dominio regular del hombre, produce miedo e incertidumbre. Fausto, no obstante, como buen representante de la sensibilidad romántica, no tiene...
tracking img