Dualismos pulsionales en la teoria psicoanalitica freudiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9928 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
| |2010 |
| |Universidad Abierta Interamericana |
| | |
| |Lic. en Psicología |

| |
||

|[los Dualismos pulsionales] |
|Modificaciones en la concepción de los dualismos pulsionales en la teoría psicológica freudiana |

Elhombre se ve regido por dos grandes fuerzas instintivas y opuestas, pero que a la vez son totalmente complementarias. A estas fuerzas Freud les dio el nombre de Eros y Thánatos. La primera, Eros, simbolizaba la fuerza de Vida, el deseo, la atracción, la creación mientras que su opuesto, seria Thánatos, o el instinto de muerte, de autodestrucción, de repulsión. Es en esta dualidad, en estos dos modos detrabajo de las energías pulsionales, en donde Freud encuentra aquello que impulsa hacia el desarrollo y el progreso, tanto como hacia la inmovilidad, la muerte. Y así, navegando entre uno y otro tendría que encontrar el hombre su camino, eternamente a la deriva entre la Vida y la Muerte.

Freud teorizó que la dualidad de la naturaleza humana surgió de dos instintos: Eros y Thánatos. Vio en Erosel instinto de la vida, el amor y la sexualidad en su más amplio sentido y en Thánatos, el instinto de la muerte, la agresión. Eros es la impulsión hacia la atracción y reproducción; Thánatos hacia la repulsión y la muerte. Uno lleva a la reproducción de la especie, el otro hacia su propia destrucción.

¿De que manera? Mediante otro par antitético, pero esta vez de naturaleza energética: laoposición entre libido – destrudo. Mientras que la libido (energía proveniente de Eros) es el impulso para crear, Destrudo tiene su origen en el impulso de la muerte (Tánatos). Es aquel que nos incita a destruir todo lo que está a nuestro alcance, llegando inclusive a nuestra propia persona.

El Eros o pulsión de vida tiende a integrar a la persona en "unidades mayores", la fuerza perturbadora,disruptora está ubicada en la pulsión de muerte. Esta actúa en silencio y sólo se la escucha en su unión con Eros. Aún más, Eros no se puede pensar sin la pulsión de muerte, pues es esta última la que da sentido a las pulsiones de vida.

En Tres ensayos de teoría sexual la sexualidad toma la forma de una pulsión para desmentir un desarrollo "natural" dado de entrada y para siempre en el sujeto. EnMás allá del principio de placer realiza el mismo camino con la muerte, la cual, al tomar las características de una pulsión, depende de los encuentros y desencuentros con el otro par pulsional, el Eros.

La pulsión de muerte que, en el psiquismo se traduce como compulsión a la repetición, opera en silencio, habla desde la pulsión de vida, cuya función es que la primera vaya dando rodeos para irdesplazando su accionar que nos define como sujetos: la castración.

Por definición, la pulsión de muerte no pertenece a la vida psíquica. Esta imposibilidad de ser representada en el inconsciente la ubica más allá de él, pero produce efectos -en el transcurso de la vida del sujeto- que sólo pueden ser atrapados en su unión con la libido.

Si en la primera clasificación de las pulsiones lasexualidad aparecía como el elemento perturbador, disruptor en la vida del sujeto en este nuevo dualismo pulsional abarca todas las esferas del sujeto. Anteriormente había una zona -la autoconservación- que estaba vedada a ella. Ahora incluye todas las actividades del individuo, implica el desborde de la sexualidad en todos los órdenes de la vida, se va a encontrar coartada en su fin, sublimada....
tracking img