Duhh

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1466 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escuela Normal Superior
Oficial de Guanajuato

Subsede San José Iturbide
| |

REPORTE DEL LIBRO.

PROFESOR:
Eleazar Romero Orduña

FECHA DE ENTREGA:
11 de Noviembre de 2010

ESPECIALIDAD Y SEMESTRE:
Español I

P R E S E N T A:
JOSÈ URIEL CHÀVEZ GARCÌA.

EL IMPERIO ROMANO

Adolescencia

A los doce años, el niño romano de buena familia abandona la enseñanza elemental; a loscatorce abandona su indumentaria infantil y adquiere el derecho a hacer lo que todo muchacho anhela; no de otra manera que estándar se decidió a los dieciséis por ser usar. No existe “Mayoría de edad” legal, niega de la mayoría legal; no se habla de menores, sino solamente de impúberes, que deja de serlo cuando su Padre o tutor advierte que están ya en edad de usar el atuendo adulto y afeitarseel bozo incipiente.
Aquí tenemos al hijo de un senador: a los dieciséis años cumplidos es caballero; a los diecisiete desempeñan su primer cargo público: se ocupa de la policía de Roma, hace ejecutar a los condenados a muerte, dirige la moneda; su carrera ya no se detendrá, llegará a ser General, juez senador.
El aprendizaje sobre el tajo de los asuntos cívicos y profesionales se añade el estudioescolar de la cultura; la escuela es el medio para semejante apropiación y al mismo tiempo modifica esta misa cultura.
Esta popularidad de la elocuencia le valió al arte retorica, elocuencia en recetas, convertirse junto al estudio de los clásicos, en la materia capital de la escuela romana, de manera que todos los muchachos aprendían modelos de discursos judiciales o políticos, desarrollo–tipo y efectos catalogados.
Pasada la edad escolar, no faltaban aficionados muy versados que continuaban ejercitándose en semejantes juegos, en su domicilio ante un auditorio de auténticos expertos. Tal fue la genealogía de la enseñanza antigua: de la cultura a la voluntad de cultura, de esta a la escuela y de la ultima al ejercicio escolar convertido en un fin en si mismo.
Juventud efímera
Mientrasel niño romano, al pie de la cátedra, “le aconseja a Sila que renuncia a la dictadura” o delibera sobre lo que debe decidir la muchacha violada, ha alcanzado la pubertad. Comienza unos años de indulgencia. Todo el mundo está de acuerdo: en cuanto los jóvenes se visten por primera vez de hombres, su primer cuidado consistente en granjearse los favores de una sirvienta o en precipitarse la Suburra,el barrio de mala fama de Roma: a menos que una dama de la alta sociedad común según se precisa, no pongan los ojos en ellos intente el capricho de espabilarlos.

Durante 5 y 10 años el muchacho se entregaba al libertinaje o tenía una amante, o en compañía de una banda de adolecentes, podía echar abajo la puerta de una mujer de mala vida y consumar una violación colectiva. A los 18 viene aañadirse a un hecho folclórico semioficial.
En roma un privilegio reconocido desde siempre a la juventud le permitía recorrer en pandillas las calles, durante la noche, zurrar al burgués, sobar a la burguesa y causar estropicios en las tiendas.

El universo discursivo en el cual se crece

La visión del mundo del norteamericano este orden que inadecuada: es irrelevante y rutinaria; los adolescentesestán espiritualmente abandonados. Se aíslan porque no se les toma seriamente. La máquina social no quiere ni desea que la juventud encuentre su identidad y vocación; si interesa solamente por la actitud. No desean una nueva iniciativa, sino la inconformidad.
Nuestra ortodoxia no tolera la metafísica. Con frecuencia se tratan los problemas religiosos común psicóticos; ciertamente rompen el ordenurbano y la programación escolar.
En las escuelas elementales y de segunda enseñanza no existen, oficialmente, los factores sexuales. Sin embargo, un adolescente de ser sexual o, si no, hay alarma.
La vergüenza, la timidez, en el desconcierto (la incapacidad para expresar o revelar nuestras necesidades y sentimientos a los otros) son universales entre los adolescentes. Sin embargo, en...
tracking img