Echeverria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (377 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vivir en este mundo, supone constantes modificaciones sobre todo en los aspectos: político, social y cultural; por ende las expectativas también se ven afectadas, en otras palabras, las formas deproceder de los individuos se ven regidas por los códigos de ética establecidos por la sociedad presente, que se basa en un pasado y que tiene la mira en la continuidad o depuración de los mismos. Loque hoy es funcional, mañana…no se sabe. Lo que si me desconcierta de esta movilidad de la moral y la ética es cómo a pesar de nuestro esfuerzo humano de velar por la humanidad, la hemos ido mermandoal extremo de caer en lo que tenemos cierto temor: la autodestrucción. Pedimos que se respeten nuestros derechos y nosotros mismos afectamos los de los demás, no importa a quien perturbemos siemprey cuando se obtenga lo deseado…No fijamos la mira en nuestras responsabilidades, sin embargo exigimos libertades, que por desgracia se ha confundido con el libertinaje. Si bien es cierto, cuandonacemos venimos predispuestos hacia la empatía que se genera por la voluntad y el amor propio que sentimos hacia nuestros semejantes inmediatos (familia) pero que poco a poco vamos perdiendo gracias a laexperiencia que nuestro medio físico y psíquico nos va inyectando hasta cegarnos y es entonces cuando optamos por ignorar lo humano y el bien colectivo, caemos en un individualismo egocéntrico quenos arrastra hacia el temible dueto de la democracia- burocracia. Esto no solo se ve en instituciones gubernamentales, esto ha traspasado fronteras hasta colarse a los grupos en los que más se confíatales como agrupaciones religiosas y asociaciones altruistas; donde yo he podido constatar que la tendencia de ayudar a quien más lo necesita a veces se ve acompañada de unos tintes de intereses depoder, estatus y la aparente tranquilidad de la “conciencia” ante alguna culpa o frustración.

Reconocer la realidad, es crudo, pero no implica ni sugiere el pesimismo ante el porvenir de la...
tracking img