Ejemplo narracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1380 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El terremoto del jueves 19 de septiembre de 1985, conocido como Terremoto de México de 1985, afectó en la zona centro, sur y occidente de México. El Distrito Federal fue la que resultó más afectada
Este fenómeno se suscitó a las 7:19 hrs. tiempo del Centro con una magnitud de 8.1 grados en la escala de Richter, cuya duración aproximada fue de poco más de dos minutos, superando en intensidad y endaños al terremoto registrado el 28 de julio de 1957 en la misma Ciudad de México.

CÓMO VIVÍ ESE DÍA

El 19 de septiembre de 1985 me alistaba para ir a la Universidad, la ENEP Acatlán en Naucalpan, donde estudié la carrera de Periodismo y Comunicacion Colectiva.
A las 7.19 de la mañana mi madre comenzó a avisarnos que estaba temblando. Yo bajé de mi cuarto y me acerqué a ella y a mishermanas que todavía no se iban a la escuela también. Las calmé y nunca me imaginé que el sismo había sido tan fuerte.

Bajé a la planta baja para ver si mis otros familiares estaban bien. Compartíamos una gran casa de la gran familia con la individualidad de cada quien.
A los 10 minutos comencé a oir las sirenas de ambulancias y patrullas que corrían por la calzada Vallejo, al Norte de la granciudad: “Temblor de 8.1 grados en la escala de Richter”.
Ese hulular no se iba a dejar de escuchar durante todo el día y parte de la noche, hasta que alguien dio la orden que las sirenas se asilenciaran porque causaban mayor pánico entre la gente.
Cuando subí al coche prendí el radio y hasta entonces me di cuenta de la magnitud del temblor.
El Hotel Regis de avenida Juárez se había desplomado aligual que uno de los edificios de Tlatelolco y cientos de casas del Centro Histórico y de la Roma Sur.
Por la avenida Cuitláhuac no había luz y los semáforos no funcionaban. El caos apenas comenzaba. Los trolebuses no funcionaban y la gente comenzó a pedir “raid”. Yo llevé a las personas que me pedían aventón diciéndoles que iba hacia Camarones. En la glorieta se bajaron unos, pero subieron otros.La radio daba cuenta. Televicentro desplomado, cientos de casas de la Roma a punto de derrumbarse.
Jacobo Zabludowsky transmitiendo desde la calle a bordo de su Mercedes. Un Pepe Cárdenas poniéndose su chaleco que normalmente utilizan los fotógrafos gráficos para guardar los rollos de las cámaras y todo lo que necesitan, y preguntando a la gente herida: “¿Cómo se siente?” –claro, de esto meenteré mucho después cuando vi el resumen de la noche–. Noche que por cierto fue a veces de tinieblas porque la luz sufría cortes esporádicos.
Me dediqué entonces a sintonizar Radio ABC Internacional, estación en la que mi hermano y yo teníamos un espacio desde 1980 dedicado a los autos: Motor M. A. 7-60 se llamaba el programa.
En la ENEP Acatlán, montada en pleno cerro, sobre roca, había poca gente eincluso los que llegaron temprano no sintieron el sismo en las instalaciones de la escuela.
Pero ese día no hubo actividades.
Entonces me salí de la escuela y me dirigía a mi trabajo de jefe de redacción en el periódico México Automotriz, en Valle Ceylán, Estado de México, cuando por la radio escuché al gran maestro del micrófono Jorge Manuel Hernández haciendo un llamado para que todos losreporteros y colaboradores de Radio ABC se reportaran a la estación para prestar servicio social en un día que era crítico ya para esas horas, las 10 de la mañana.
Estaba al aire el programa de Tere Vale de noticias pero Jorge Manuel Hernández, que tenía su programa nocturno de las cero horas a las seis de la mañana, coordinaba la ayuda, daba mensajes porque muchas casas se quedaron sin teléfono ysin luz. Se trabajaba en ese momento en bien de la comunidad y la radio cumplía, por lo menos la ABC, con un servicio verdaderamente social, como es su obligación (parece que hoy lo han olvidado).
Llegué a México Automotriz y le dije a mi hermano Rogelio que teníamos que hacer algo para ayudar. Todo el personal del periódico se abocó a ello.
Luego de una pequeña junta en la oficina de Rogelio,...
tracking img