El alquimista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (775 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 7 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Alquimista



A través de sus aventuras y desventuras, Santiago, el pastor, aprendió que la mano de Dios es infinitamente generosa a pesar de su rigor porque incluso cuando sentimos que elmundo nos cae encima, seguimos vivos, seguimos respirando y debemos darle gracias a Dios por ello; incluso debemos agradecerle por aquellos días en donde regamos una que otra lágrima pues la vidatampoco tendría sentido, ya que no conoceríamos la otra parte de la moneda: la felicidad.



Fracasar no tienen nada de malo ni es algo de los que debamos avergonzarnos, en realidad consiste enperderle el miedo al fracaso; por lo que aquello que reza “lo que no te mata, te hace más fuerte” es totalmente cierto.



“El Alquimista” es una obra que me enseñó que sólo hay una cosa en este mundoque hace imposible un sueño: el miedo a fracasar.

Jamás debemos renunciar a nuestros sueños, sobre todo cuando hemos llegado realmente lejos. Después de todo, “cada hombre en la faz de la tierratiene un tesoro que está esperando por él”, y ese tesoro es llegar a conquistar nuestro sueño, nuestra meta, eso que tanto anhelamos, porque “cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspirapara ayudarte a conseguirla”. Es justamente esa posibilidad de realizar ese sueño lo que torna la vida interesante.



Afortunadamente, el ser humano a diferencia de las ovejas (tan mencionadasen la historia), siempre necesitamos tomar decisiones y esas decisiones son siempre el comienzo de algo.

Se tiene que estar preparado para las sorpresas del tiempo, nos pueden despertar temor ocuriosidad porque las cosas cambian en la vida en el espacio de un simple grito, mucho antes de que podamos acostumbrarnos a ellas.



Es obvio que de vez en cuando nos equivocaremos, pero loimportante es convivir con nuestros errores y aprender de ellos pues es imposible detener el río de la vida.

Es normal que culpemos de estos errores a Dios o al destino, todas las personas somos...
tracking img