El artesenao

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 522 (130500 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Richard

Sennett

El

artesano

1

Richard

Sennett

El

artesano

Richard Sennett

El artesano
Traducción de Marco Aurelio Galmarini

EDITORIAL ANAGRAMA

BARCELONA

2

Richard

Sennett

El

artesano

Titulo de la edición original: The Craftsman Yale University Press New Haven, 2008

Diseño de la colección: Julio Vivas y Estudio A Ilustración: foto ©Snowdon / Vogue, Camera Press, Londres

Primera edición: marzo 2009

cultura Libre
© De la traducción: Marco Aurelio Galmarini, 2009 © Richard Sennctt, 2008 © EDITORIAL ANAGRAMA, S. A., 2009 Pedro de la Creu, 58 08034 Barcelona ISBN: 978-84-339-6287-4 Depósito Legal: B. 4055-2009 Printed in Spain Liberdilplex, S. L. U., ctra. BV 2249, km 7,4 - Polígono Torrentfondo

3

Richard

SennettEl

artesano

08791 Sant Llorenç d'HortonsPara

Alan y Lindsay

4

Richard

Sennett

El

artesano

travail, opium unique

5

Richard

Sennett

El

artesano

AGRADECIMIENTOS

Tengo una deuda especial de gratitud con el filósofo Richard Foley. «¿Cuál es su idea conductora?», me preguntó Foley en un momento en que me hallaba atascado en mi proyecto, a lo que respondí,movido por un impulso instantáneo; «Hacer es pensar.» No pareció convencido. En el esfuerzo por convencerlo agradezco su consejo a mis amigos Joseph Rykwert, Craig Calhoun, Niall Hobhousc y Clifford Geetz, ya fallecido, mientras que a mis editores Stuart Profitt y John Kulka les estoy reconocido por sus comentarios a los manuscritos. En este proyecto he aprendido de mis estudiantes. En Nueva Yorkagradezco su colaboración sobre todo a Monika Krause, Erin O'Connor, Alton Phillips y Aaron Panofsky; en Londres, a Cassim Shepard y Matthew Gill. Admirable fue el trabajo de mi asistente de investigación, Elizabeth Rusbridger, y lo mismo cabe decir del de Laura Jones Dooley, la editora del manuscrito de este libro. Muchos de los ejemplos de artesanía corresponden a prácticas musicales. Paraellas me he inspirado en mi temprana experiencia de ejecutante, así como en mis más recientes conversaciones sobre el oficio musical con tres amigos: Alan Rusbridger, Ian Bostridge y Richard Goode, Por último, Saskia Sassen, Hilaty Koob-Sassen y Rut Blees-Luxembourg me han obsequiado con el mejor regalo que una familia puede hacer a un escritor: me han dejado a solas para pensar, fumar y escribir.6

Richard

Sennett

El

artesano

PRÓLOGO: EL HOMBRE COMO CREADOR DE SÍ MISMO

LA CAJA DE PANDORA Hannah Arendt y Robert Oppenheimer Poco después de la crisis cubana de los misiles, aquellos días de 1962 en que el mundo estuvo al borde de la guerra atómica, me encontré por casualidad en la calle con mi maestra Hannah Arendt. La crisis de los misiles la había conmovido, como a todos,pero también la había reafirmado en su convicción más profunda. En La condición humana había sostenido unos años antes que ni el ingeniero, ni ningún otro productor de cosas materiales, es dueño y señor de lo que hace; que la política, instalada por encima del trabajo físico, es la que tiene que proporcionar la orientación. Ella había llegado a esta convicción en la época en que el proyectoManhattan desarrolló las primeras bombas atómicas en Los Álamos en 1945. Durante la crisis de los misiles, incluso los norteamericanos aún muy jóvenes en los años de la Segunda Guerra Mundial, experimentaron auténtico miedo. En las calles de Nueva York hacía un frío de muerte, pero Arendt permanecía indiferente a la temperatura. Lo que le interesaba era que yo extrajera la lección correcta, a saber:que, en general, las personas que producen cosas no comprenden lo que hacen. El temor de Arendt a la invención de materia autodestructivo se remonta en la cultura occidental al mito griego de Pandora. Diosa de la invención, Pandora fue «enviada por Zeus a la tierra como castigo por la transgresión de Prometeo». 1 En Los trabajos y los días, Hesíodo describió a Pandora como el «amargo regalo de...
tracking img