El còdigo da vinci por antonio piñero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7024 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CÓDIGO DA VINCI Y LA HISTORIA DEL CRISTIANISMO PRIMITIVO
Antonio PIÑERO
Universidad Complutense. MADRID
Al enfrentarme como autor de libros al enorme éxito de ventas del Código da Vinci, no puedo menos que sentir un poco de envidia. Dan Brown ha conseguido plasmar en realidad lo que todo autor desea: que sus libros se vendan mucho y que todo el mundo lo lea. Pero poco después domina lareflexión… Sí…, pero ¿a costa de la verdad? ¿A costa de distorsionar, probablemente a sabiendas, y negar lo que siglos de estudios históricos, realizados por eruditos de toda clase, creyentes e increyentes, nos hacen ver como auténtica realidad histórica? Y entonces el autor envidioso empieza a dudar de que merezca la pena ser como Dan Brown.
Algunos lectores responden rápidamente a estas dudas: elCódigo, afirman, es una obra de ficción y por tanto todo le está permitido. La ficción es absolutamente libre. En mi opinión, sin embargo, se equivoca el que piense que la ficción no tiene límites. Preciso la idea. No los tiene si es puramente ficción. Pero cuando la ficción hace intervenir en su trama a personajes o instituciones rigurosamente históricos, Jesús, María Magdalena, la Iglesia,Leonardo de Vinci, el Opus Dei…, personajes o instituciones cuyo historial es rigurosamente comprobable por la ciencia histórica, entonces no todo le está permitido. No puede decir lo que le venga en gana. ¿Por qué? Porque en ese momento ha dejado de ser ficción para convertirse en un híbrido, un mezcla de ficción e historia. Y esa mezcla ya tiene límites, los que impone la ciencia histórica seria y biendocumentada respecto a los personajes históricos mezclados con la ficción. Un ejemplo: no es posible que yo me invente en una novela una comunidad de vecinos totalmente ficticia, y de repente que introduzca en ella a un personaje absolutamente
público y conocido, p. ej., Esperanza Aguirre, y que afirme de ella que su madre regenta una casa de lenocinio, y que ella misma, Aguirre, es la jefa deuna mafia que trafica con drogas, rapta y asesina a la gente. No es posible. Por tanto, es falso afirmar que las obras literarias de ficción no tienen límites. Lo tienen cuando dejan de ser puramente ficción.
El Código toca a lo largo de sus varios centenares de páginas muchos temas históricos: la pintura de Constantino el Grande, la historia de la Iglesia en general, la formación del canon deEscrituras del Nuevo Testamento, la imagen de Jesús, la de María Magdalena, la dinastía merovingia, las Cruzadas, el Priorato de Sión, los Templarios, la figura histórica de Leonardo da Vinci, el Opus Dei, etc., etc.
No soy competente en todos estos temas o personajes. Ni tenemos tiempo para tocarlos todos. Mi intención aquí es abordar lo que afecta a los orígenes del cristianismo, a la figura deJesús, a la de María Magdalena y a la constitución de la Biblia cristiana, el Nuevo Testamento, que se ven afectados muy directamente por la trama del Código.
Para no ser infiel procuraré resumir primero breve pero fielmente las ideas de Dan Brown en el Código. Luego veremos si tales puntos de vista tienen o no consistencia interna, si forman un buen armazón. Finalmente someteremos a crítica susopiniones principales sobre los orígenes cristianos indagando si –dados los conocimientos proporcionados por las ciencias históricas y filológicas actuales- tales ideas resisten el análisis y se demuestran verdaderas o falsas.
Así pues, oigamos primero a Dan Brown. Los orígenes del cristianismo ocupan en la versión española de su novela las páginas 286 a la 331 aproximadamente. El autor sostieneque los primeros cristianos -una secta judía se entiende- se distinguían por seguir a un Jesús puramente humano, un profeta poderoso, pero mortal, en absoluto divino. En menos de tres siglos esta secta se convierte en religión y se expande por el Imperio Romano hasta hacerse muy numerosa, y esto en un momento en el que las religiones tradicionales pasan un mal momento y en que se producen graves...
tracking img