El caballero de la carreta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3115 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CABALLERO DE LA CARRETA
0. Introducción a la trama de la novela
Esta novela de Chrétien empieza durante una fiesta de Ascensión en la que el rey Arturo se encuentra reunido con su corte. De repente entra en escena un caballero, Meleagante, que pretende la cautividad de los habitantes del reino. El desafío se complica hasta el punto de que el caballero huye y Keu y la reina Ginebra lepersiguen. Pero se trataba de una trampa, y así Meleagante logra hacerlos prisioneros a los dos. Así pues, la trama irá encaminada a la búsqueda de la reina y de Keu, aventura en la que se inmiscuyen Galván y el “Caballero de la carreta”.
1. Galván y el caballero de la carreta llegan a un castillo
Efectivamente, los dos personajes repostan en un castillo donde son debidamente atendidos por su dama.Poca cosa se nos dice del lugar en cuestión; sólo sabemos, a través del propio Chrétien que se trata de un castillo muy espléndido y de arrogante aspecto (p. 24). Lo curioso es que en su interior había un lecho que, según lo relata el cuento, aquél ofrecía todo el deleite que puede imaginarse en un lecho (...), y en él no puede echarse más que aquel que lo merezca (p. 26) Se trata, pues, de una camamuy similar al Lecho de las Maravillas del Castillo de las Reinas, donde precisamente fue Galván quien en él se tumbó y mereció su reconocimiento al pasar las pruebas que le deparaba la estancia. En el Cuento de la Carreta es Lanzarote quien no tiene reparos en tumbarse; durante la noche ha de esquivar una lanza de fuego que prende las sábanas, pero no se le da la menor importancia en todo eltranscurso del relato. Ni siquiera la doncella del castillo hace comentario alguno.
Al día siguiente continúan su camino de búsqueda cuando se encuentran a una doncella que les descubre el paradero de los prisioneros y el camino para llegar hasta ellos. A partir de este punto, los caballeros se dividen: Galván irá hacia el Puente Bajo el Agua, y Lanzarote hacia el Puente de la Espada.
2. La aventuraen solitario de Lanzarote
En su búsqueda en solitario, Lanzarote va a parar a un prado con un vado, y al otro lado del río se erguía el caballero que lo guardaba. Junto a él había una doncella montada en un palafrén (p. 31). De nuevo resulta familiar el pasaje, y es que recuerda bastante al episodio de El Cuento del Grial en el que Galván se topa con la Orgullosa de Logres y su amigo el quevigila los puertos de Galvoie.
El próximo albergue de Lanzarote es un castillo también custodiado por una doncella. Tampoco aquí se encuentran referencias detalladas ni a la majestuosidad del castillo, ni mucho menos a alguna pista que ayude a precisar un establecimiento donde ubicarlo hoy día. Lo único que de él se dice es lo siguiente: No encontraría uno más bello [castillo] de aquí [¿?] hastaTesalia. Estaba protegido en su circunferencia por altos muros y un foso de agua profunda (p. 35)
3. El destino de Lanzarote escrito en una lápida
Finalmente, la doncella del castillo anterior decide acompañar un trecho a Lanzarote. Cabalgan juntos hasta que se topan con una fuente: La fuente estaba en medio del prado, y a su lado había un bloque de piedra. En la roca vecina había olvidado no séquién un peine de marfil dorado (p. 43) La doncella identifica el peine al de la reina Ginebra: una buena pista para proseguir el camino por aquella dirección.
Tras eludir el duelo de un caballero celoso enamorado de la doncella que acompaña a Lanzarote, encuentran en un lugar muy bello un monasterio y, cerca del coro, un cementerio rodeado de muros. No se portó como villano ni como necio elcaballero [Lanzarote] que entró a pie en el monasterio para rezar. (...) Entonces le introduce en el cementerio [un monje muy viejo], entre las más hermosas tumbas que se podrían encontrar desde Dombes hasta Pamplona. (...) Entre la tumbas encuentra una de mármol, que parece ser una obra maestra, las más bella, muy por encima de todas las otras (pp. 52 y 53) Ésta tumba será donde yacerá Lanzarote...
tracking img