El cacao: mito de una moneda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (509 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Originario de las selvas latinoamericanas, desarrollado en todo su esplendor por las culturas del México prehispánico, el cacao alimenta, cura, alivia, proporciona un gran gozo a millones depersonas, y genera grandes fortunas.

No podríamos afirmar que todo el mundo conoce al cacao, pero una parte muy significativa sí. Está presente en tantas actividades importantes de los individuos que suorigen ya no importa, se desconoce o lo trasnacionalizaron.

Detrás de esa pequeña y artística figura que se lleva a la boca golosamente, de ese líquido, pastel o postre, hay mitos, historias,episodios y vivencias increíbles; desde ser objeto de veneración pero también repudiado y calificado como manjar del demonio.

Como lo definía en el siglo XVII un libro inglés de botánica: "aceptado congran estimación entre los indios, que no tienen nada mejor; pero a los cristianos, les parece bebida para cerdos, aunque a falta de algo mejor, la aceptan y acostumbran".

Todo comenzó como el habíauna vez un orgulloso pueblo: los olmecas, que habitaba en una zona de verdor increíble, pródiga y bella, con una variedad inmensa de plantas, flores, majestuosos árboles, entre éstos, el exótico"cacahuaqucht", que cultivaban hace tres mil años.

Era el manjar para los altos dignatarios de aquella sociedad que, al desaparecer, fue acogido por los mayas sabedores de que era un obsequio de losdioses para delicia de los hombres.
Luego, entre los aztecas, el cacao rebasó su bienhechor don al volverse la moneda para las transacciones de los habitantes de la gran Tenochtitlán, donde se lededicaban cantos y alabanzas, lo utilizaban para hacer metáforas, y era la bebida de convivencia más apreciada.

Con la llegada de los españoles se le agregó el ingrediente de la leche y entró en una nuevaetapa de su vida.

Según narra Salvador Novo, Ana de Austria, hija de Felipe III, casada con Luis XIII de Francia lo llevó a la corte por su valor medicinal, pero también por su exquisitez, y...
tracking img