El ciego

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (523 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al salir del estado de excitación por lo ocurrido, miré lo que había hecho. El espejo estaba roto en cientos de diminutos trozos y se me antojaba una extraña sensación de satisfacción. Ese simpleacto bestial e impulsivo de descargar mi cólera contra un individuo inanimado, me serenó. Al mirar de nuevo los trozos de vidrio que yacían sobre la alfombra, parecieron proyectarse hacia mis pupilasmiles de destellos provenientes del exterior, brillantes y seductores. Me animé a salir una vez más. Al caminar por la calzada habitual que conducía hacia la Plaza Pinochet, aunque solo por primera vez,comencé a distinguir ciertos sonidos que me eran habituales, pero que ahora eran mucho más absorbentes, ya que traían un agregado especial y nuevo para mí. Aun se me dificultaba el caminar, después detanto tiempo hacerlo con ayuda de un bastón y valiéndome mayoritariamente del tacto, caminar sin mis manos me resultaba un poco incómodo. De pronto, mientras fijaba mi atención en un estrafalario ycomiquísimo artista callejero, sentí un pinchazo en mi espalda. -Qué extraño- pensé al instante que me volteaba y me horrorizaba al ver que un hombre me amenazaba con un cuchillo. Había sido un ciegodesde el principio de mi existencia, pero conocía muy bien las malas intenciones. Extasiado comencé a correr. El malhechor estaba muy cerca de lograr su acometido blandiendo con rudeza su arma mientrascorría, pero ágilmente pude cambiar la dirección de mi huida y logré entrar a una desolada plazoleta, dando termino a la maliciosa persecución. Caminando agitado por el lugar, encontré al fin unbanco para descansar. Una vez recuperado el aliento, logré dimensionar cuán cerca había estado de la muerte. Rompí a llorar. Una mezcla de ansiedad y angustia recorrió mi ser al encontrarme ahí, tendidopatéticamente, dando manotazos al aire y maldiciendo mi suerte. Por encima de mi cabello, comenzó a resbalar una gota de agua, luego dos y luego muchas más. En ese momento me sentí más solo que...
tracking img