El claro oscuro de la representacion politica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2588 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
3.4 LA REPRESENTACION POLITICA
De la representación política podemos hablar de lo que es en determinadas condicio¬nes histórico-sociales, o de lo que sería si se cumplieran algunas otras, determinables a través de un procedimien¬to de construcción de modelos; ésta es la consideración científica.
Se puede hablar además de la representación polí¬tica en términos de lo que establece un ordenjurídico y, más aún, se puede discutir la consistencia lógica de de¬terminadas formulaciones que rigen como normas, en términos de si se deducen o no de ciertos principios doctrinarios. Cercana a lo anterior, pero diferente, es la consideración comparativa acerca de si determinadas formas fácticas de representación política o de ordena¬mientos normativos que la instituyen, se asemejan de manerarazonable a los postulados de valor de los dis¬cursos —más o menos formalizados— a los que llama¬mos «ideologías políticas». Por último, está siempre pre¬sente la posibilidad de someter a discusión la manera en que podrían modificarse las formas de representación política existentes, a fin de favorecer los propósitos a los que presuntamente sirve, en cuyo caso la discusión está movida por una aspiraciónprescriptiva.

ELEMENTOS FUNDAMENTALES EN EL FENOMENO REPRESENTATIVO

a) Aquellos que realizan la imputación
b) Lo que se imputa. Quienes realizan la imputación pueden dividir¬se de acuerdo con su capacidad de otorgar fuerza vinculatoria a dicha imputación: el Estado y los particulares. El primero otorga fuerza vinculatoria a una imputación, en la medida en que es capaz de convertirla enmandato estatal; en cambio, los particulares otorgan una fuerza vinculatoria mínima a sus imputaciones, toda vez que no están en condiciones de infundirle a éstas carácter coercitivo. Para ello tienen que, o bien apelar a la autori¬dad estatal o bien confiar en las convenciones sociales. Aquí descansa la discusión que en el ámbito de la filoso¬fía política ha tenido lugar acerca de la naturaleza dela representación.
Por otra parte, en lo que hace al segundo ele¬mento, lo que se imputa, y de acuerdo con la división que hicimos, hay tres categorías: opinión (que en tér¬minos operativos se traduce a demandas de acción estatal), lo que son, que le denominaremos status y lo que quieren; es decir, preferencias. Cada vez que el imputador es el Estado, tenemos casos diferentes de representaciónpolítica, aunque ello vaya en contra de lo que se suele considerar con ese nombre en nues¬tro tiempo. En cambio, cuando el imputador son los particulares, existe representación, pero ésta no ad¬quiere la forma de «política».

PARTICIPACION Y EL VÍNCULO DE LA LEGITIMIDAD
La representación política, junto con la teoría de la "so¬beranía popular", la doctrina de la "división de poderes" y lasdeclaraciones de los derechos humanos, constitu¬yen los principios básicos que consagra el constituciona¬lismo contemporáneo; conforman y dan sustento al Es¬tado de derecho.
*John Stuart Mili (1966), por su parte, afirmaba que era el gran descubri¬miento de todos los tiempos; que lograba solucionar to¬das las dificultades de la convivencia política.
En efecto, su valor político es incalculable. Dehe¬cho está abierta la discusión sobre si es posible concebir alguna sociedad que no esté organizada sobre el princi¬pio de representación.
La estimación e importancia de la representación política ha variado con el paso del tiem¬po. Inicialmente, en el siglo XIV, fue la panacea política; cayó en descrédito en los siglos XVI y XVII al convertirse en el dogma que sustentó el absolutismo; devino el armapolítica de la burguesía de los siglos XVIII y XIX; y hoy, se encuentra en un período crítico al ser, por una parte, insistentemente denunciada como una institución defi¬citariamente representativa y, en ese sentido, sinónimo de falsedad y ambigüedad, mientras, por la otra, se de¬fiende como la institución que resguarda aún el carácter democrático de los Estados modernos.
*Bidart Campos, nos...
tracking img