El Derecho Público Romano Y El Constitucionalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4379 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DERECHO PÚBLICO ROMANO Y EL
CONSTITUCIONALISMO VENEZOLANO

Emilio Spósito Contreras*

La república romana se funda en la moralidad tradicional de sus hombres.
Ennio[1]

I. El Derecho Público Romano

En el mismo sentido de lo explicado en Venezuela por el civilista José Luis Aguilar Gorrondona, cuando hablaba de los principales sistemasde Derecho Civil y dentro del llamado “sistema occidental” distinguía entre el “Common Law” y el “Civil Law”, “Derecho continental”, “grupo francés” o “romano”,[2] en el caso de las organizaciones políticas –específicamente lo que a partir de la Modernidad se conoce como “Estados”– Giovanni Lobrano, profesor de Derecho Romano y actual Decano de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad deSassari en Italia,[3] distingue entre dos concepciones o modelos, absolutamente opuestos entre sí: uno, que podríamos llamar simplemente “sistema anglosajón” (“...‘leviathan’ della scienza ‘giuridica’ anglosassone ‘fantasma parlamentare centralista’”[4]), y otro, que llamaremos “sistema romano” (“...‘reppublica’ del diritto romano ‘concreta municipale federativa’”[5]).
Como salta a la vista,las bases de tal diferenciación son las expresiones culturales típicas de Occidente: por una parte, la tradición anglosajona, de los bosques del norte de Europa, protagonista de la historia entre la Edad Media y Moderna, cuya forma de organización es artificial –el leviathan de Tomás Hobbes– (representativa), en torno a un centro que es el palacio del monarca (parlamentaria) y que para garantizarla libertad de los súbditos encuentra la necesidad de dividir el poder preexistente y distribuirlo de manera descendente.
Y, por otra parte, la tradición romana republicana, de las civitas (o πόλις) en torno a las playas del Mediterráneo, propia de la Antigüedad, con una existencia física concreta (la urbs: con sus murallas... instituciones y ciudadanos de carne y hueso), que organizada demanera societaria en populus, elige (soberano) a sus gobernantes (magistrados). No obstante, debe resaltarse que los funcionarios de la ciudad están al servicio de la civitas –ante la cual son responsables– y para garantizar la libertad y, sobre todo, la igualdad, el sistema cuenta con el tribunado, principal ejecutor del poder negativo.[6]
Con base en lo someramente enunciado, ¿a cuál deestos dos modelos, a cuál tradición cultural correspondería nuestro Estado?[7]
Desde el mismo nacimiento político de Venezuela en 1810, hasta la actualidad, se ha debatido sobre el mejor sistema para nosotros e incluso a las armas se ha recurrido para decidir entre centralismo y federalismo, conservadurismo y liberalismo, militarismo y civilismo, democracia representativa de partidos ydemocracia participativa... conflictos, debates... creencia en un debate que, a lo largo de veinticinco Constituciones (desde la de 1811 hasta la de 1961), apenas sirve para comprobar el triunfo del utilitarismo de Jeremías Bentham –muy del gusto de Francisco de Paula Santander– o del positivismo que aún hoy pretende racionalizar el mundo sensible dejando a un lado la relación entre realidad y razón.[8]II. La tradición roussoniana

...[su] originalidad es consecuencia de la elección consciente de un modelo constitucional, el romano [...] y del esfuerzo constante por adaptarlo a la realidad hispanoamericana.
P. Catalano[9]

Es Bolívar, en su Discurso de Angostura (1819), de los primeros en plantear la disyuntiva política de nuestros pueblos entales términos: modelo anglosajón versus modelo romano. Sobre el primero, dice: “...os recomiendo [...] el estudio de la Constitución británica, que es la que parece destinada a operar el mayor bien posible a los pueblos que la adoptan; pero por perfecta que sea, estoy muy lejos de proponeros su imitación servil...”,[10] y aunque sin duda, él mismo la estudió y la tuvo en cuenta al momento de...
tracking img