El desarrollo del pensamiento cristiano en la antropología cristiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4247 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Católica
“Nuestra Señora de la Asunción”

FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES,
ADMINISTRATIVAS Y EMPRESARIALES

ANTROPOLOGÍA CRISTIANA

TEMA: “EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO CRISTIANO EN LA ANTROPOLOGÍA CRISTIANA”


PROF.: P. Vicente Soria Fleitas

ANDREA AVALOS CÁCERES
Nº MATRÍCULA: 60405

2º CURSO “U”

JUNIO / 2010

ASUNCION - PARAGUAY
Índice1.Introducción p.3
2.La Cuna del Cristianismo p.4
3.Los Padres Apostólicos p.4
4.Los Apologistas Griegos p.5
5.Las Primeras Heregías p.6
6.Ireneo de Lyon p.6
7.Tertuliano p.7
8.La escuela de Alejandría p.7
9.La teología occidental en el siglo tercero p.8
10.La teología oriental después de Orígenes p.8
11.La controversia arriana y el Concilio deNicea p.9
12.La controversia arriana despues del Concilio de Nicea p.9
13.La Teología de Atanasio p.9
14.Los Tres Grandes Capadocios p.9
15.La doctrina trinitaria en occidente p.10
16.Comienzan las controversias cristológicas p.10
17.La controversia nestoriana y el Concilio de Efeso p.10
18.El monofisismo y el Concilio de Calcedonia p.10
19.¿Apostólica o Apóstata?p.10
20.Valoración personal p.11
21.Bibliografía p.12

Introducción

Toda Historia del Pensamiento Cristiano ha de ser necesariamente también una obra de teología. La tarea del historiador no consiste en la mera repetición de lo sucedido o en este caso, de lo que se ha pensado. Por el contrario, el historiador debe partir de una selección del material que ha de emplear, las reglasque le guiaran en esa selección dependen de una decisión que tiene mucho de subjetivo. Quien se propone escribir una Historia del Pensamiento Cristiano debe hacer una selección, tanto de lo que su obra ha de incluir, como de las fuentes que ha de estudiar como preparación para su tarea. Esta selección depende en buena medida del autor, y por ello toda Historia del Pensamiento Cristiano ha de sertambién una obra en que se reflejen las presuposiciones teológicas del autor. Tal cosa es inevitable, y sólo puede calificarse de error cuando el historiador del pensamiento cristiano pretende que su trabajo se halla libre de presuposiciones teológicas.

La religión establece los valores morales que son el único medio que tiene el ser humano para librarse de la condición de esclavitud que es lavida natural. Ni los dogmas ni el sentimiento místico constituyen la fe cristiana, sino que esta consiste más bien en los valores morales que nos capacitan para elevarnos por encima de la miseria actual. Entonces, nos ponemos a pensar que la historia del dogma cristiano no era más que la historia de la negación progresiva de los verdaderos fundamentos del cristianismo. Tales fundamentos han deencontrarse en las enseñanzas morales de Jesús.

Luego, todo el desarrollo doctrinal de los primeros siglos, que giraba alrededor de la persona de Jesús y no alrededor de sus enseñanzas, no podía ser más que la tergiversación progresiva del sentido original del evangelio. La presuposición fundamental que afecta a todo historiador del pensamiento cristiano es la de cómo ha de evaluar e interpretar eldesarrollo de ese pensamiento, sobre todo en lo que a cuestiones dogmáticas se refiere. Por su parte, los historiadores católicorromanos tienden a interpretar la historia del pensamiento cristiano de tal modo que se destaque su continuidad.

De estas diversas presuposiciones depende, no sólo el juicio de valor que el historiador pronuncie acerca de la historia del pensamiento cristiano, sinotambién la selección de su material y la manera en que ha de llenar las inevitables lagunas del pasado. Luego, tales presuposiciones afectarán la presentación misma del material esa presentación que quien no conoce los problemas de la historia pensaría que puede ser completamente objetiva.

La cuestión del desarrollo de los dogmas es de carácter tanto teológico como histórico. Si el estudio...
tracking img