El dolor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2787 palabras )
  • Descarga(s) : 16
  • Publicado : 22 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Especial: Una mirada al dolor

A TRAVÉS DE ESTE PRIMER ESPECIAL pretendemos únicamente hacer una aproximación inicial al dolor. Se trata de introducir este concepto tan amplio y proporcionar las bases mínimas para poder avanzar en su conocimiento.

Nuestro objetivo es que estas páginas faciliten la lectura y compresión de los sucesivos documentos que vayamos elaborando para esta sección. Portanto, no profundizaremos en cada tema sino que intentaremos que este repaso se parezca más a un diccionario de términos.

Simultáneamente queremos ofrecerle un vuelo, a vista de pájaro, sobre un campo tan amplio como es el de la patología dolorosa: causas, formas de prevención, manejo, signos de alarma, distintas localizaciones y su significado así como las últimas técnicas desarrolladas parasu control.

El dolor es una sensación y por tanto no puede ser medido; sólo uno mismo conoce cuánto le duele algo. Sin embargo, la importancia del dolor es tal que en la actualidad tiende a ser incorporada como la cuarta constante –unida a la temperatura, el pulso y la presión arterial– para saber el estado de un paciente. Su razón de existir es la de avisar al organismo sobre la presencia deproblemas en algún nivel.
En efecto, cuando se está produciendo algún tipo de agresión o lesión en cualquier lugar de nuestra economía, unas terminaciones nerviosas especiales se encargan de dar la voz de alarma al sistema nervioso que es el controlador central del organismo.
Se trata de terminaciones nerviosas capaces de detectar cambios en la temperatura, en la presión, en las vibraciones... Seestimulan además cuando en la zona cercana a ellas aparecen determinadas sustancias. Se trata de moléculas liberadas en respuesta a diferentes procesos como la inflamación en los que se produce lesión de los tejidos.
El dolor es por tanto una vivencia personal imposible de trasmitir. De ahí que la tolerancia al mismo varía mucho entre las personas e incluso en el tiempo. Dependiendo de lascircunstancias un mismo sujeto puede reaccionar o aceptar de forma diferente la misma intensidad dolorosa. Todo dependerá de si está o no preparado para ello, de la velocidad de instauración o de la existencia o no de otros estímulos emocionales simultáneos.
No todas las partes de nuestro organismo son capaces de generar sensaciones dolorosas. Sólo nos duelen aquellas zonas en las que existenterminaciones nerviosas con esta función específica. Por ejemplo, las vísceras huevas como el estómago el intestino o la vejiga no tienen este tipo de inervación en su interior. Por eso una úlcera de estómago no tiene por qué doler. La 'cosa' cambia cuando el estímulo alcanza otras zonas donde sí existen nervios de este tipo: todas las vísceras poseen una cubierta exterior dotada de terminacionessusceptibles al dolor. Cuando la lesión alcanza este punto nos enteramos rápidamente.
Lo mismo ocurre con las vísceras macizas (hígado, riñón o pulmón), los huesos o el propio cerebro. Los problemas en estos órganos sólo duelen cuando alcanzan a su capa de recubrimiento: serosa, periostio o meninges, respectivamente, que sí poseen la inervación adecuada.
¿Sería más fácil vivir sin dolor? La respuesta aesta pregunta es sencilla: sería imposible. De hecho, en algunas enfermedades, como la diabetes, en las que llega a desaparecer la sensación dolorosa por afectación de los nervios, se producen graves problemas.
El sujeto desarrolla graves lesiones en la piel (sobre todo en los pies) porque es incapaz de percibir las sensaciones dolorosas: puede estar quemándose y no notarlo. También otrostrastornos como un infarto de miocardio pueden pasarle desapercibido y acabar con su vida sin que llegue a plantearse acudir a un médico.
El dolor nos acompaña durante toda la vida si bien en cada período expresa problemas diferentes y lo manifestamos de modos distintos.
En la infancia, el llanto es expresión de la mayor parte de las sensaciones del niño: hambre, frío, miedo... y también dolor. Hay...
tracking img