El dominio propio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1093 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DOMINIO PROPIO  Gá. 5:22­23  Guatemala 10 de mayo de 1998.  207  No. 

INTRODUCCIÓN:  Uno  de  los  problemas  de  muchos  cristianos  es  la  falta  de  dominio  propio,  ya  que  frente  a  un  enojo,  contienda,  discusión, tentación, etc. se dejan vencer por sus deseos, lo que hace que muchas veces pequen, aunque inicialmente no era la intención  del  corazón,  pero    por  la falta  de  dominio  sobre  sí  mismo,  peca  al  enojarse,  sede  ante  la  tentación,  habla  lo  que  no  conviene  en  una  discusión,  etc.  cosa  que  según  la  palabra  de  Dios  podemos  dominar  ya  que  nos  han  dado  un  espíritu  de  poder,  amor  y  dominio  propio, para que con la ayuda del Espíritu  Santo tengamos dominio sobre las tres áreas de nuestro ser. DESARROLLO:  El  dominio  propio  (Gr.  Enkrateia,  se  deriva  de  kratos  =  fuerza),  es  una  faceta  del  fruto  amor  (Gá.  5:22­23),  y  también lo podemos ver como un fruto del Espíritu Santo; comprenderemos mejor el dominio propio sí antes entendemos el desenfreno,  que  es  la  antítesis  del  dominio  propio,  el  desenfreno inicia en la fuerza de la juventud, que acompañada de la inexperiencia despierta  rebelión en aquellos que no son ministrados y enseñados correctamente; también es una obra de la carne que no respeta edades, de allí  que el Apóstol Pablo le aconseja a Timoteo que no se deje llevar por las pasiones juveniles.  El dominio propio no es fuerza de voluntad, sino un fruto del Espíritu Santo, una faceta del fruto amor y un espíritu que Dios nos ha dado para que podamos vencer todo aquello que  quiera llevarnos al desenfreno.  Veamos algunas áreas de nuestra vida en las cuales es necesario tener dominio propio: ·  LOS SOLTEROS; EN LA ETAPA DE AMISTAD Y, EN LA ETAPA DE COMPROMISO,  1 Co. 7:9:  Es necesario cuando  la pareja no puede controlar las caricias, ya que los miembros aún están bajo leyes de la carne que los gobiernan, y por esta razón pueden estarse quemando, por lo que es mejor que se casen, por la falta de dominio propio y de continencia. LAS VIUDAS JÓVENES, 1 Co. 7:8­9 :  El dominio propio es necesario en aquellas hermanas que anhelan servir al Señor; o de lo  contrarios  es  mejor  que  se  casen,  ya  que  por  no  tener  dominio  propio  y  carecer  de  continencia,  pueden  ser    impulsadas  por  sus deseos, lo que haría que se rebelaran contra Cristo (1 Ti. 5:9­14). EN  EL  MATRIMONIO,  Pr.  16:32:  En  tiempos  pasados  se  ha  creído  que  el  hombre  debe  dominar  a  la  mujer  (patriarcado,  machismo)  y  otra  corriente  ha  creído  que  es  la  mujer  quien  debe  gobernar  al  hombre  (matriarcado),  pero  ninguna  de  estas  es  la  forma  correcta  de  tener  el  control  en  el  matrimonio,  sino    la  forma  correcta es,  en  primer  lugar,  teniendo  el  control  de  nosotros  mismos (Prov. 16:32); una forma de mostrar el  fruto amor en la faceta del dominio propio, es cuando el esposo (o la esposa) quiere  intimar  con  la  esposa  pero  ella  se  encuentra  indispuesta  (de  verdad),  aceptar  y  comprender  que  no  es  el  momento,  es  la  manifestación  del  amor  en  la  faceta  de continencia;  es  mejor  que  podamos  dominarnos  a  nosotros  mismos,  a  que  tengamos  el  dominio de muchas personas. EN EL DINERO, Is. 55:2:  Es necesario tener dominio propio en lo economico, porque en ocasiones se cuenta únicamente con lo  del  presupuesto,  pero  la  pareja  compra  mas  de  lo que tenia contemplado, y muchas veces gastando el dinero en cosas que no son  necesarias, dejando  sin  suplir  lo  que  realmente  es  necesario, y cayendo en deudas que no son necesarias; es por eso que la Biblia  dice que nadie construye una torre sí antes no calcula cuanto gastará (Lc. 14:28). EN LA LENGUA, Stg. 1:19:  En el hogar, debe existir dominio en la lengua para no ofender al cónyuge, con las expresiones  y ...
tracking img