El espejo de la isla de pascua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1066 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El espejo de la Isla de Pascua

“La famosa isla de Pascua o Rapa Nui, la isla de los moais, gigantescas y misteriosas estatuas de piedra con rostro humano levantadas frente al mar, ha sido presentada alguna vez como un pequeño espejo donde todos los habitantes del planeta deberíamos mirarnos y reflexionar. Razones hay para ello.

Pascua es una isla perdida en mitad del océano Pacífico. Estásituada a más de tres mil kilómetros hacia el oeste de la costa de Chile, y a dos mil hacia el este de la isla más poblada más cercana, perteneciente al archipiélago de Pitcairn, que tampoco es nada del otro mundo. [...] Por buenas que sean las condiciones de visibilidad, desde lo alto del volcán Terevaka, la cumbre más alta de la isla, uno sólo puede ver el mar infinito a su alrededor. Tal vez poreso, los isleños llamaban también a su tierra Te Henua, el centro o el ombligo del mundo. Rapa Nui, Te Henua, apenas mide 118 kilómetros cuadrados, algo más que la isla de Formentera. Durante mucho tiempo se ignoró la existencia de Rapa Nui, aunque quizá desde el siglo V de nuestra era estaba poblada por los descendientes de un pequeño grupo de viajeros polinesios. No sabemos con exactitud dedónde habían partido aquellos intrépidos marinos. [...] Los primeros pascuenses estaban, por lo tanto, solos y tan lejos de todo como lo estaba su nueva patria, y dependían para vivir de los limitados recursos que ésta les proporcionaba y de la manera en que ellos supieran gestionarlos y administrarlos.

Los pobladores humanos originales encontraron una isla de Pascua salpicada de bosques y adornadapor las colonias de cría de más de una veintena de especies de aves marians. Además, aquellos primeros viajeros (o, según algunas teorías, ellos y algunos otros, que llegaron poco después) transportaban en sus canoas, conscientemente, al menos gallinas, boniatos y tal vez caña de azúcar (sin querer introdujeron ratas asiáticas). Con aquellos recursos a su disposición, tenían más que suficientepara comenzar a crecer demográficamente, social y políticamente. Y lo hicieron. Llegaron a ser, probablemente, más de diez mil almas (veinte mil según otras estimaciones) y los seiscientos enormes monolitos de piedra con rostro humano, levantados frente al océano sobre unas no menos gigantescas plataformas o ahus, revelan bien a las claras tanto la existencia de una compleja organización social conola de un importante entramado cultural y religioso y una enorme y cohesionada fuerza de trabajo. Sin embargo, lo estaban haciendo a costa de abusar de los recursos naturales, siguiendo un modelo de desarrollo que hoy llamaríamos insostenible.

Cortaban los árboles para fabricar barcas con las que pescar, para hacer casas, para usar la madera como combustible y también, sin duda, para emplearlos troncos como rodillos sobre los que arrastrar los enormes moais, de más de 20 toneladas de peso, y transportarlos de las canteras a la costa. Sobrexplotaban las colonias de aves marinas, hasta el extremo de que Rapa Nui ha conservado solamente tres de la veintena de especies que anidaban allí originalmente. Uno puede imaginarse a algunos habitantes del “ombligo del mundo”, encerrados en supequeña parcela, muy preocupados por lo que podría ocurrir cuando no quedaran árboles, cuando ya no hubiera pájaros. Pero su preocupación, que sin duda existió, no fue suficiente para evitar que el temido agotamiento de los recursos sobreviniera. Una vez que Rapa Nui fue deforestada, no pudieron fabricarse nuevos botes de pesca, se acabó el transporte de moais, terminaron las casas de madera...

Comoconsecuencia de todo ello, allá por el siglo XVI, la sociedad y la cultura pascuenses comenzaron a colapsarse. La organización y cohesión anteriores dieron paso a una creciente tribalización, y las guerras por los escasos recursos entre los distintos clanes (los Orejas largas y los Orejas cortas, que acabarían imponiéndose) se hicieron inevitables. Cuando los europeos llegaron por primera vez...
tracking img