El estanque de fuego - trilogía de los trípodes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1540 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Trilogía de los Trípodes III:

“El estanque de fuego”

John Christopher

Introducción

“El Estanque de Fuego” es la tercera y última parte de la llamada "Trilogía de los Trípodes", comenzada en “Las Montañas Blancas” y continuada en “La Ciudad de Oro y de Plomo”. En esta novela, Will Parker es escogido en primer lugar como señuelo para detener a un trípode y capturar a uno de losAmos; después, como miembro de una de las tres expediciones destinadas a destruir, desde su interior, las Ciudades de los Amos. Finalmente, en el desesperado y crucial ataque a la última Ciudad, cuando el futuro del mundo pende de un hilo, Will jugará un papel vital. Los seguidores de la "Trilogía" comprobarán cuánto tiene que ver este libro con la historia real, pues se verán implicados de modoinsospechado en la aventura de sus personajes, y en su apasionante lucha por la libertad.

ÍNDICE

• Capítulo uno: Un plan de acción
• Capítulo dos: La Cacería
• Capítulo tres: El jinete verde y el caballo verde
• Capítulo cuatro: Un poco de bebida para Ruki
• Capítulo cinco: Seis contra la Ciudad
• Capítulo seis: El estanque de fuego
• Capítulo siete: Unverano navegando por el viento
• Capítulo ocho: Las burbujas de la libertad
• Capítulo nueve: La Conferencia del Hombre

CAPÍTULO UNO: Un Plan de Acción

Por todas partes se oía el rumor del agua. En unos lugares no era más que un débil murmullo que sólo se oía gracias al profundo silencio que reinaba; en otros, un fragor misterioso, lejano, algo así como la voz de un gigante quehablara consigo mismo en las entrañas de la tierra. Pero había también lugares en los que se precipitaba clara, estruendosamente; lugares donde, a la luz de las lámparas de petróleo, se podía ver cómo el torrente descendía tumultuosamente por un cauce rocoso o caía en cascada desde un escarpado alto de piedra. Y lugares donde el agua estaba en calma, formando extensiones negras y alargadas, en lasque el ruido se acallaba, convirtiéndose en un goteo monótono... incesante desde hacía siglos, y que así seguiría durante muchos siglos más.
Me relevaron de la guardia para que acudiera a la conferencia, y así atravesé los túneles escasamente iluminados, tarde y a solas. Aquí se entremezclaba la labor de la naturaleza con el trabajo del hombre. Las convulsiones de la tierra y la acción deríos desaparecidos hace muchos años habían excavado estas cavernas y canales en las montañas de piedra caliza, pero los antiguos también habían dejado su huella. Aquí estuvieron los hombres en el pasado, alisando suelos desnivelados, ensanchando grietas estrechas, clavando barandillas en piedra artificial para ayuda y guía del viajero. Había también unos cables largos que parecían cuerdas, y queantaño transportaban una energía llamada electricidad, que encendía unos globos de vidrio a lo largo del camino. Larguirucho me dijo que nuestros sabios habían vuelto a descubrir cómo se hacía esto, pero precisaban unos recursos de los que no podían disponer aquí, ni tal vez pudieran mientras los hombres se vieran obligados a ocultarse como ratas en los oscuros rincones de un mundo gobernado por losTrípodes, esos enormes monstruos metálicos que recorrían la superficie de la Tierra dando zancadas con sus tres patas gigantescas.
Ya he relatado cómo dejé mi pueblo natal, a instancias de un hombre muy raro que se daba a sí mismo el nombre de Ozymandias. Esto sucedió el verano que hubiera debido ser el último antes de que me presentaran para la ceremonia de la Placa. Durante la misma, alos chicos y chicas que ese año cumplían catorce años los conducían al interior de un Trípode y más tarde volvían llevando la Placa (una malla de metal íntimamente encajada en el cráneo que convertía a quien la llevaba en alguien totalmente sumiso a nuestros gobernantes extranjeros). Siempre ocurría que las mentes de unos pocos quedaban destruidas como consecuencia de la tensión a que los sometía...
tracking img