El ethos barroco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5115 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista de Filosofía “Sophia”, Quito-Ecuador. Nº 2/ 2008. www.revistasophia.com

EL ETHOS BARROCO Y LOS INDIOS
por Dr. Bolívar Echeverría

Las mestizas y mulatas, que componen la mayor parte de México, no pudiendo usar manto ni vestir a la española, y desdeñando el traje de las indias, van por la ciudad vestidas de un modo extravagante que hace que parezcan otros tantos diablos. G.F. GemelliCareri, Viaje a la Nueva España

1. La modernidad en su propio conflicto
Todo intento de atrapar conceptualmente la esencia de la vida moderna, la modernidad en cuanto tal, parten necesariamente de descripciones de esa vida en las que se enfatiza la ambivalencia de los efectos del progreso técnico en su realización económica, social y cultural. Lo moderno se caracterizaría así por laampliación de la escala y la aceleración del funcionamiento del mecanismo de la civilización y por la instauración de un conflicto abierto entre el pasado y el futuro, que se dirime en el presente de la vida social bajo la figura de un conflicto siempre renovado entre modernidad y tradición. El desencantamiento del mundo y la secularización de las instituciones, la masificación de los conglomeradossociales, la anonimización de las personas son realidades que aparecieron a mediados del siglo XIX y cuyas virtudes fueron condenadas por unos, los tradicionalistas, y exaltadas por otros, los modernizadores. Como ellas, otras realidades ambivalentes, fundadas en el progreso técnico, aparecen continuamente y reeditan el conflicto de lo innovador con lo obsoleto. La permanencia de este enfrentamiento tancaracterístico de la modernidad entre lo moderno y lo tradicional, encarnada en una lucha siempre renovada entre el partido de los “vándalos” y el de los humanistas o, lo que es lo mismo, entre el de los neohumanistas y el de los “nostálgicos”, parece indicar que en su interpretación está la entrada más adecuada a la comprensión de la esencia de la vida moderna. Sin embargo, otros indicios menosevidentes pero igual o incluso más característicos de la vida moderna señalan que la clave para la comprensión de su esencia se encierra en una contradicción de otro orden. Me refiero a indicios que se presentan excepcionalmente en la experiencia individual singular de la vida cotidiana moderna y que se resumen en una stimmung, como dicen los alemanes, en un “estado de ánimo” peculiar que se abatesobre los habitantes de las grandes ciudades, caracterizado por un desasosiego aparentemente inexplicable, por una extrañeza del sujeto respecto de sí mismo. Son indicios que documentan un modo de vida concreto desconocido en épocas anteriores, sobre el que el arte y la literatura de comienzos del siglo XX supieron volcarse con asombro.

Revista de Filosofía “Sophia”, Quito-Ecuador. Nº 2/ 2008.www.revistasophia.com
Si -tomando al azar un ejemplo de las artes plástica- hacemos caso a la stimmung que Giorgio de Chirico quiere despertar en el espectador con sus “paisajes metafísicos”, reconocemos enseguida que el sobredimensionamiento de los elementos del mundo tecnificado que aparecen en ellos, la ajenidad y la lejanía que esta desmesura impone en la escena pintada chocan, en unaambivalencia dolorosa, con la positividad ingenua, casi jugetona, amable y prometedora con que están dibujados esos mismos elementos. Como el propio De Chirico lo dice, la intención “metafísica” de sus cuadros se levanta en contra de lo puramente “físico” que hay en ellos. Igualmente, si averiguamos por la causa de la tensión insoportable que prevalece en la atmósfera de la narración kafkiana, en ElCastillo o en El proceso, la encontraremos en esa mezcla inquietante de lo íntimo y lo público que caracteriza a los hechos narrados; en ellos, la intimidad “demasiado humana”, con su dimensión corporal cálida, emotiva, lúdica incluso, se encuentra insoportable pero ineludiblemente intervenida por la gravitación de entidades públicas frías, calculadoras, de una seriedad implacable, amenazante....
tracking img