El gobierno de sebastián lerdo de tejada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2890 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada



Con el triunfo de la República sobre los grupos conservadores y la intervención francesa se establece en nuestro país una relativa estabilidad política, puesto que cesaron las presiones extrajeras para conquistar a México y concluye el enfrenamiento entre los dos proyectos de nación que habían originado las confrontaciones civiles.
Después derestablecerse el orden constitucional, el gobierno extraordinario de Juárez expidió el 14 de agosto de 1867 la convocatoria para la elecciones de presidente de la República; presidente del Congreso de la Unión y de la Suprema Corte de Justicia. Fue electo como responsable del poder ejecutivo para el periodo 1867-71 Benito Juárez, y Sebastián Lerdo de Tejada como vicepresidente y presidente de laSuprema Corte de Justicia para el mismo periodo.
En el terreno político el aspecto tampoco era satisfactorio. Los tres partidos: el de Lerdo, el de Juárez y el de Porfirio Díaz, tenían en el Congreso un número con poca diferencia igual de diputados, lo que hacía muy variable el éxito de la lucha allí, porque aun cuando el partido juarista era el dominante, uniéndose algunas veces lerdistas yporfiristas podían contrabalancear el poder del gobierno.
La elección y reunión de ese congreso que fue el sexto constitucional, presentó tristes ejemplos de la intervención del poder en las elecciones. Los gobernadores de los Estados eran, unos, partidarios de Juárez, otros de Lerdo y algunos de Porfirio Díaz, y cada uno de ellos procuró enviar a la Cámara al mayor número de diputados adictos a su partidoque le fue posible. Al reunirse el Congreso, en la revisión de credenciales, el partido juarista que apareció al principio como dominante, comenzó a poner dificultades, unas de ley y otras de intriga, para la aprobación de las credenciales de los diputados lerdistas; pero con la excepción de dos o tres, todas las credenciales de los diputados fueron aprobadas.
Sin embargo, con estos antecedentesse habían recrudecido los odios políticos en la Cámara, produciendo la inquietud en los ánimos, la alarma constante en la Nación y el aliento en los revolucionarios.
Juárez tenía entonces, como el alma de la administración y desempeñando la Secretaría de Relaciones Exteriores, a don Sebastián Lerdo de Tejada. El favor y la privanza de que gozaba este ministro no tenían ejemplar en las anterioresadministraciones de Juárez. Lerdo disponía de tal manera de la confianza del presidente de la República, y se le consideraba tan poderoso en la administración, que a él, más que a Juárez, se le solicitaba en cualquier negocio, y a él, antes que a Juárez, se procuraba ver en toda empresa o en toda pretensión política o administrativa.
Lerdo tenía una influencia decisiva en el ánimo delpresidente, y como la política que adoptó éste a su vuelta de Paso del Norte era tan distinta de la que había tenido antes, todo el mundo culpó a Lerdo, y no sin razón, de ese cambio de política que ciertamente no daba garantías a los liberales de buena fe ni a los hombres verdaderamente constitucionalistas.
La prensa en aquellos días comenzó a dividirse, unos periódicos en favor del gobierno y otroshaciéndole la oposición; pero instando todos más o menos enérgicamente para que se expidiera la convocatoria.
En esa convocatoria, el ejecutivo no se había conformado con llamar al pueblo a elecciones, sino que iniciaba reformas constitucionales, como la creación del Senado y el derecho del veto en el ejecutivo; reformas que pretendía que se hiciesen, no con arreglo a lo dispuesto en la mismaConstitución, sino que la manera más irregular, convirtiendo a toda la Nación en Congreso Constituyente, y queriendo obligar a cada uno de los votantes, a poner en su boleta de elección: estoy o no estoy conforme con las reformas constitucionales.
Como era natural, la indignación de los republicanos que habían defendido por tanto tiempo la Constitución de 1857, fue grande, y desde ese momento, puede...
tracking img