El halcon - giovanni boccaccio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (901 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vivía en Florencia un joven llamado Federico Alberighi, gentil y cortes, enamorado de una noble dama llamada Juana: una de las mujeres más hermosas y amables. Hizo todo para conquistarla: gastandosus grandes recursos. Pero Juana, honesta, bella y casada, no se dio por enterada de sus agasajos ni le prestó atención. Federico empobreció, sin más bien que una pequeña alquería y un espléndidohalcón; por lo cual, viendo que no podría desempeñar con dignidad el rol de ciudadano de Florencia, decidió irse a Campi, donde tenía su alquería. Entonces, pasaba su tiempo cazando pájaros con su halcón,soportando su indigencia. Un día, el marido de Juana enfermó e hizo testamento: nombró heredero de sus enormes riquezas a su hijo; estableciendo que su bienamada esposa se convertiría en su heredera, siel joven muriese sin descendencia. ; Ya viuda, Juana retirose a una propiedad cercana a la de Federico, con quien el muchacho entabló amistad y de cuyo halcón quedó prendado, sin animarse apedírselo a su amigo. Así, el chico enfermó, quedando su madre muy preocupada, y pasaba el día junto a él, preguntándole constantemente qué lo afligía para dejarlo en ese estado, rogándole que le dijese quédeseaba, que ella lo conseguiría como fuese. Él responde que si ella le consigue el halcón, se curará. Ella comenzó a reflexionar sobre la actitud a tomar. Recordaba el amor sin respuesta de Federico,diciéndose: "¿Cómo podré pedirle el halcón, su único sostén y motivo de gozo?" Y permaneció confundida; sabiendo que, de pedirlo, lo obtendría. Por eso, nada respondió. Al final, su amor de madre lehizo prometer a su hijo que iría por el pájaro. El chico se mostró mejorado inmediatamente. Al día siguiente, ella se dirigió a la casita de Federico, quien, al oír a Juana, corrió a la entrada. Ellalo saludó graciosa y femeninamente, luego que él dirigiese una respetuosa reverencia, y dijo: "Federico: he venido a resarcirte de los perjuicios que has tenido a causa mía; te ofrezco como...
tracking img