El individuo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (314 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
relatoría “El individuo”


El individuo representa todo aquello que no puede ser dividido, algo concreto, cerrado y subsistente por si mismo, es sin duda el atomon materialista,constituye la unidad más pequeña y simple de la sociedad y también la fuente a partir de la cual los mismos se establecen y organizan.

El ser humano como individuo representa siempre papelesdeterminados, como semejante de otros hombres. En virtud de dichos papeles y en relación con sus semejantes, es lo que es hijo de una madre, alumno de un maestro, miembro de una comunidad, practicantede una profesión. Por consiguiente, esas relaciones no son para el individuo algo superficial, sino relaciones en las cuales el individuo se determina respecto de si mismo. No obstante elindividuo es tal en cuanto tenga la capacidad de pensar, de reflexionar y de recurrir a sus dotes racionales.

Entre el individuo y la sociedad yace una relación que no es separable, la formamisma de individuo es forma de sociedad, que se mantiene viva gracias a la mediación del mercado libre, cuanto mas se refuerza el individuo, tanto mas crece la fuerza de la sociedad.

Lasociedad marca una superioridad sobre el individuo declarada de modo drástica por Vierkandt “llamemos totalmente constituida una formación en la que cada acontecimiento producido en una de las partesesta determinado, o al menos parcialmente determinado, por el todo. El ser humano esta aquí en relaciones que lo superan, y en cierto modo no le permiten ser autónomo; relaciones que existenindependientemente de su deseo y sin que él lo sepa, y lo determinan, o por lo menos influyen sobre él”.


Bibliografía: El Individuo, Theodor Adorno. (Gesellschaftslehre [Tratado social],Stuttgart, 1928, pp. 422 y ss.). Cf. Simmel, Ob. cit., II, p. 362. Trad. de A. M. S. Boethii,. In Isagogen Porphyrii Commenta, VienaLeipzig 1906, p. 195 (Editionis secundae, liber II, c. 7).
tracking img