El mito de los cinco soles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 8 (1764 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 14 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El mito de los cinco soles
Se dice que cuando aún era de noche, cuando aún no había luz, cuando no amanecía, dicen que se juntaron, se llamaron unos a otros los dioses, allá en Teotihuacán.
Dijeron, se dijeron entre sí:
//¡Venid, oh dioses! ¿Quién tomará sobre sí, quién llevará a cuestas, quien alumbrará, quién hará amanecer?//
Y en seguida allí habló aquél, allí presentó su rostroTecuciztécatl. Dijo:
//¡Oh dioses, en verdad yo seré!//
Otra vez dijeron los dioses:
//¿Quién otro más?//
En seguida unos y otros se miran entre sí, unos a otros se hacen ver, se dicen:
//¿Cómo será? ¿Cómo habremos de hacerlo?//
Nadie se atrevía, ningún otro presentó su rostro. Todos, grandes señores, manifestaban su temor, retrocedían. Nadie se hizo allí visible.
Nanahuatzin, uno de esos señores,allí estaba junto a ellos, permanecía escuchando cuanto se decía. Entonces los dioses se dirigieron a él, y le dijeron:
//¡Tú, tú serás, oh Nanahuatzin!//
El entonces se apresuró a recoger la palabra, la tomó de buena gana. Dijo:
//Está bien, oh dioses, me habéis hecho un bien.//
En seguida empezaron, ya hacen penitencia. Cuatro días ayunaron los dos, Nanahuatzin y Tecuciztécatl. Entonces fuecuando también se encendió el fuego. Ya arde este allá en el fogón. Nombraron al fogón roca divina.
Y, todo aquello con aquel Tecuciztécatl hacía penitencia era precioso: sus ramas de abeto eran plumas de quetzal, sus bolas de grama eran de oro, sus espinas de jade. Así las espinas ensangrentadas, sus sangramientos eran coral, y su incienso, muy genuino copal.
Pero Nanahuatzin, sus ramas de abetotodas eran solamente cañas verdes, cañas nuevas en manojos de tres, todas atadas en conjunto eran nueve. Y sus bolas de grama sólo eran genuinas barbas de ocote; y sus espinas, también eran sólo verdaderas espinas de maguey. Y lo que con ellas se sangraba era realmente su sangre. Su copal era por cierto aquello que se raía de sus llagas.

A cada uno de éstos se les hizo su monte, donde quedaronhaciendo penitencia cuatro noches. Se dice ahora que estos montes son las pirámides: la pirámide del Sol y la pirámide de la Luna.

Y cuando terminaron de hacer penitencia cuatro noches, entonces vinieron a aroojar, a echar por tierran sus ramas de abeto y todo aquello con lo que habían hecho penitencia. Esto se hizo. Ya es el levantamiento, cuando aún es de noche, para que cumplan su oficio, seconviertan en dioses. Y cuando ya se acercala medianoche, entonces les ponen a cuestas su carga, los atavían, los adornan. A Tecuciztécatl le dieron su tocado redondo de plumas de garza, también su chalequillo. Y a Nanahuatzin solo papel, con él ciñieron su cabeza, con él ciñeron su cabellera: se nombra su tocado de papel, y sus atavíos también de papel, su braguero de papel.

Y hecho esto así,cuando se acercó la medianoche, todos los dioses vinieron a quedar alrededor del fogón, al que se nombra roca divina, donde por cuatro días había ardido el fuego. Por ambas partes se pusieron en fila los dioses. En el medio colocaron, dejaron de pié a los dos que se nombran Tecuciztécatl y Nanahuatzin. Los pusieron con el rostro vuelto, los dejaron con el rostro hacia donde estaba el fogón.
Enseguida hablaron los dioses, dijeron a Tecaciztécatl:
//¡Ten valor, oh Tecuciztécatl, lánzate, arrójate en el fuego!//
Sin tardanza fue éste a arrojarse al fuego. Pero cuando le alcanzó el ardor del fuego, no pudo resistirlo, no le fue soportable, no le fue tolerable. Excesivamente había estado ardiendo el fogón, se había hecho un fuego que abrasaba, bien había ardido y ardido el fuego. Por ellosólo vino a tener miedo, vino a quedarse parado, vino a volver hacia atrás, vino a retroceder. Una vez más fue a intentarlo, todas sus fuerzas tomó para arrojarse, para entregarse al fuego. Pero no pudo atreverse. Cuando ya se acercó al reverberante calor, sólo vino a salir de regreso, sólo vino a huir, no tuvo valor. Cuatro veces, cuatro veces de atrevimiento, así lo hizo, fue a intentarlo....
tracking img