El otro cielo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1135 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMENTARIO DEL OTRO CIELO

Un corredor de bolsa rememora su afición por los barrios del sur de Paris. En el pasaje de Güemes compartía íntima amistad con una prostituta llamada Josiane. Frecuentaba aquel entorno y aquellas amistades por escapar de la enorme presión de su trabajo, de la monótona convivencia junto a su madre y de su rutinario noviazgo con Irma. Nos cuenta también como elbarrio entero vivía sobrecogido por la presencia nocturna de un misterioso estrangulador al que todos apodaban “Laurent”. 

Para el protagonista del cuento el pasaje de Güemes era el otro cielo, un escondite en donde refugiarse. Por eso, nos relata su historia desde la nostalgia que siente en esos momentos por unos barrios y unas personas de ambiente lúgubres , entrañables e inolvidables para él,que ya no podrá volver a ver.

Cortázar consigue trasmitirme al final una cierta sensación de tristeza, desesperanza, pesimismo o desilusión por la - por otro lado inevitable -, claudicación final del personaje. Los dos mundos se han separado completamente. La doble muerte del sudamericano y del envenenador significa también su despedida definitiva. No hay retorno. Es muy real pero no deja deresulta triste. 

En "El otro cielo" el protagonista se mueve entre los dos mundos:
-  el mundo real y acomodado con su mujer Irma en Buenos Aires,
-  y el mundo fantástico de París con su amante Josiane,  por donde ronda el monstruo Laurent por el laberinto que son las Galeris Viviene de París.
El tema recurrente de las galerías con un laberinto donde habita el monstruoaparece en este relato acompañado de referencia de la musas de la mitología clásica:
"… nos miramos por primera vez en lo más hondo de la Galerie Vivienne, bajo las figuras de yeso que el pico de gas llenaba de temblores (las guirnaldas iban y venían entre los dedos de las Musas polvorientas), y no tarde en saber que Josiane trabajaba en ese barrio…" (Todos los fuegos el fuego, pág 592)En estas galerías habita el miedo que tiene un nombre, Laurent:
"… la amenaza de Laurent pesaba más que nunca sobre el barrio después de su nuevo crimen en la rue d´Aboukir, y la pobre no se hubiera atrevido a alejarse de la Galerie Vivienne una vez caída la noche. Era como para sentirse agradecido a Laurent y al amo, el miedo ajeno me servía para recorrer con Josiane los pasajes y loscafés, descubriendo que podía llegar a ser un amigo de verdad de una muchacha a la que no me ataba ninguna relación profunda."
El monstruo se va moviendo entre la imaginación y la realidad, entre la silueta y la fantasía de un periodista que exagera las noticias:
"Más tarde hubo otras cosas, y entre ellas la vaga silueta de aquél que Josiane llamaba el sudamericano, pero en unprincipio todo parecía ordenarse en torno al gran terror del barrio, alimentado por lo que un periodista imaginativo había dado en llamar la saga de Laurent el estrangulador."
El monstruo es en un principio una figura difusa:
"…recuerdo que entre dos besos alcancé a entrever su silueta en el hueco de un portal, defendiéndose de la cellisca envuelta en una larga capa gris"
"…alcancé a distinguir casi al lado del patrón la silueta un poco agobiada del sudamericano envuelto en la hopalanda negra,…" 
Como también es difusa la frontera entre lo fantástico y lo imaginario que, a lo largo del cuento,  se van mezclando hasta que, a veces, se pasa de un mundo a otro en medio de una frase, llevando al protagonista por dos espacios paralelos que cruza por un laberinto de callesy galerías:
"…y después salí a la calle nevada y glacial y me puse a andar sin rumbo, hasta que en algún momento encontré como siempre el camino que me devolvería a mi barrio…"
Es en el mundo de París donde habita el monstruo, ciudad  fría con ambiente de bares  y vino:
"Un mundo clandestino se codeaba, se pasaba botellas de mano en mano, repetía una broma que corría entre...
tracking img