El poder de la compra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1243 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Calmando las Voces que Gritan ¡COMPRA!

Durante la última década, la frase “placer culpable” ha perdido virtualmente todo su significado. ¿Qué otros placeres aún tenemos?

Pero si desea ir a ver una película que combina culpa y placer nuevamente, el ticket de entrada debe ser para “Confessions of a Shopaholic” (“Confesiones de Una Compradora Compulsiva”[1]). Se le dio luz verde cuando laconfianza del consumidor todavía salía a borbotones como una fuente de champaña y las bolsas de compras eran algo para exhibir en lugar de ocultar. Ahora, continuando con las tacos de aguja de “The Devil Wears Prada” (“El Diablo Viste a la Moda”), “Sex and the City” (“Sexo en la Ciudad”) y “Legally Blonde” (“Legalmente rubia”), la última anti-heroína centrada en el estilo, la compradora compulsivaBecky Bloomwood, llega a las pantallas este viernes, con una burbuja de crédito por encima de su cara como demasiado chicle rosa.

Mucha gente asume que el lanzamiento de la película se ha hecho en un pésimo momento. Si sólo supieran la verdad: Becky no compra tanto como miente, engaña y conspira para mantener su secreto oculto. Como una cómica alegoría de los últimos 15 años, cuando el consumismofanático por la moda, entre otras cosas, llevó a la economía a nuevas cumbres, la película remueve temas espinosos sobre la compleja interacción de las mujeres, moda, gastos e identidad.

Y cuando Becky presa de pánico (quien trabaja como periodista de finanzas, nada menos) oculta su deuda en aumento y sueños de un rescate mágico, la historia tiene un fondo dolorosamente familiar. Así de banalcomo es, “Confesiones de una Compradora Compulsiva” glorifica las compras en exceso tanto como la heroína sofisticada de “Trainspotting[2]”.

“Creo que es una magnífica oportunidad”, señaló Madeleine Wickham, alias Sophie Kinsella, quien escribió la novela hace 10 años. En Nueva York para el estreno de la película la semana pasada, estuvo de acuerdo en almorzar – y hacer pocas compras- en lo quepodría ser la nave nodriza de Becky: Bergdorf Goodman.

“Esta historia es sobre alguien demasiado joven que tiene endilgado mucho crédito, y sale y compra cantidades de cosas brillantes y bonitas, luego se queda sin un centavo y tiene que enfrentar eso”, menciona la señora Wickham, “ Si no pasamos por eso ahora ...”, señala con voz apagada. “Todos somos Becky Bloomwood”.

Al crear su curiosaheroína, la señora Wickham, 39, una ingeniosa y auto-desaprobada graduada de Oxford, no era atractivo para los snobs de la ficción. A fines de los noventa, había publicado un puñado de novelas respetables sobre londinenses de cuarenta y tantos años. Then one day, she had a brain wave: a book about a shopaholic! Entonces un día, tuvo una idea genial: ¡un libro sobre una compradora compulsiva! Shehad wanted to write a comedy; here it was. Ella había querido escribir una comedia; aquí la tenía. She made up a pseudonym for this side project (Sophie is her middle name, Kinsella her mother’s maiden name) and tapped it out in a few months. Inventó un seudónimo para este proyecto alterno (Sophie es su segundo nombre, Kinsella su apellido de soltera de su madre) y la redactó en unos pocos meses.El resultado, publicado en 2000, ha vendido tres millones de copias y ha sido traducido a 30 idiomas. Its four sequels have sold 5.3 million more. Sus cuatro secuelas han vendido 5,3 millones más. With three other novels to her pen name, Ms. Wickham is now, at Barnes & Noble at least, chick lit’s No. 1 best seller. Con otras tres novelas bajo su seudónimo, la señora Wickham es ahora, al menos enBarnes & Noble, la autora de libros para mujeres jóvenes No 1.

Pero con los libros sobre compradoras compulsivas, realizó algo más interesante que llegar a la cima del éxito. She took all the stuff that chick-lit novels are about — sex, work, romance and the vagaries of being an intelligent woman in the modern world — and pushed them all out of the way. Tomó todas las cosas de las que tratan...
tracking img