El presidente de jorge blanco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2506 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
|
Negociando la Soberanía

El Gobierno de Salvador
Jorge Blanco
Impuso el primer paquetazo económico neoliberal tras los acuerdos firmados con el FMI

Por Leopoldo Espaillat N.

Salvador Jorge Blanco, cuyo gobierno había sido caracterizado de antemano por Peña Gómez como ‘el verdadero gobierno del PRD’, para inferir que el de Guzmán no lo era, fue sin embargo promovido electoralmentecomo un ‘extra-partido dentro del partido’, para realzar el apoyo externo con que contaba, especialmente respecto a los ingentes recursos de que fue provisto para montar su aparato político interno, en un PRD dirigido por ‘viejos robles’ de recursos limitados e integrado por una multitud de sedientos dirigentes nacionales, intermedios y de base de ingresos muy escasos, que incluía al propio PeñaGómez.

Esto permitió a Jorge Blanco articular su base partidaria con un nutrido núcleo de nueva militancia proveniente de las estructuras electorales periféricas, el cual desafió con éxito los estamentos dirigenciales del PRD, y enarboló en su triunfo la imagen de las manos limpias para denostar a sus adversarios de los sectores de Guzmán y Majluta, signados con la mancha de la corrupción. Nadiepodía sospechar entonces la magnitud de la corrupción que acechaba desarrollarse en la administración Jorge Blanco, de parte de figuras claves de su gobierno muy allegadas al Presidente, al extremo de que el ulterior cuestionamiento de su gestión de parte de la administración Balaguer, que le sucedió, llevó a la cárcel a Jorge Blanco.

Quizás el único que conoció bien a Jorge Blanco, desde antesde que se quebrara la amistad entre ambos, fue Antonio Guzmán. Recuerdo que en un momento de grandes tensiones entre el gobernante y Jorge Blanco, senador por el Distrito, presidente del PRD y precandidato presidencial, aproveché una visita en asuntos oficiales para plantearle la necesidad de que se bajara el tono de esas contradicciones. Temí que lo tomara a mal, pero no fue así. En ese momentoGuzmán me dijo: “Uds. no conocen a Jorge Blanco como yo, ni de lo que es capaz, pero yo sí”. Y agregó: “Yo sé ser amigo, pero también sé ser... no amigo”.

Siempre mantuve relaciones cordiales con Salvador Jorge Blanco, a quien otorgué trato de amigo junto a su esposa Asela, desde que en 1964-65 yo participaba en la coordinación del movimiento de profesionales que reclamaba el retorno del ordenconstitucional sin elecciones y la reposición de Juan Bosch (paralelamente a mi involucración en el movimiento “Enriquillo”), y a cuyas reuniones semanales él concurría en representación de Santiago junto a Aníbal Campagna y otros, en la residencia de Emilio Almonte en la zona universitaria de Santo Domingo.

Mantuve la difícil decisión de estar al margen de las divisiones facciosas en el PRD,pero apoyé a Jorge Blanco en la jornada interna de 1977 que perdió frente a Guzmán, por entender que su propuesta de ‘gobierno de transición’ iba más acorde con las circunstancias del momento que la posición radical de ‘gobierno del cambio’ enarbolado por Guzmán, aunque éste terminó aplicando una política de ‘transacción’ que iba más lejos que la de Jorge Blanco. Este se alejó de mí con mi paso porel gobierno de Guzmán, al punto que cuestionado por la prensa en el aeropuerto de ‘Las Américas’ a su regreso al país cuando fui destituido como Secretario Técnico, en su condición de presidente del PRD, su respuesta fue la bachata “yo no sé nada, yo llegué ahora mismo, si algo pasó yo no estaba aquí”.

Y desde luego, no hizo valer su posición para defenderme, como tampoco Peña Gómez, que sí lohizo desde Tribuna Democrática a favor de quien no era perredeísta, como fue el caso de Manuel E. Gómez Pieterz, representante en el gobierno del Consejo de Hombres de Empresa, cuando Guzmán lo destituyó de la Secretaría de Industria y Comercio.

La razón de ese alejamiento de Jorge Blanco pudo estar en la oposición que hicieran Peña Gómez y él a Guzmán, el primero ofendido porque éste le...
tracking img